Quiñonez le da rostro a la esquizofrenia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- En el filme "Las elegidas", Alicia Quiñonez era la mujer que soportaba el infierno de la trata de blancas para poder regresar algún día con su hijo; su trabajo le valió la nominación al Ariel en la categoría de Coactuación femenina.

Cinco años después, la actriz interpreta a una tanatóloga, maquillista de cadáveres femeninos, que han sufrido maltrato o violencia en "El día que me perdí", que se estrenó el sábado gratuitamente online y esta semana llega a Filmin Latino.

"Xóchitl es una chica de veintitantos años que tiene muchas trabas en su vida hasta que conoce a su vecino, quien se da cuenta que todas las cosas que le pasan a ella no son normales; ve que son principios de una esquizofrenia", cuenta la tijuanense.

"En la primera parte de la película se ve cómo, de niña, su mamá sufría de actos de violencia, machismo y eso lo comienza a adoptar ella; ya en la segunda parte se le ve adulta y cómo empieza a desarrollar todo", externa.

La ópera prima de Mich Zurita se rodó de manera independiente a fines de 2018, con reparto que incluye a Carolina Rocha, Eduardo Tanus y Alejandro Belmonte, así como la participación especial de María Rojo.

El realizador ha recordado que en su momento los exhibidores le dijeron que por ahora la gente no quiere ver problemas en pantalla, sino reírse, por lo cual optó por la salida en streaming a través de la plataforma VIX.

Quiñonez detalla que previo al rodaje, Zurita le envió material de niños con esquizofrenia, lo que combinó con sus estudios de desarrollo humano en la universidad.

"Uno de los casos que más me sorprendió fue el de una niña que con el lado de una cara hacía una cosa y, con el otro, acciones distintas, como si fuera otra persona; yo intenté poner eso al personaje, un tic en el ojo izquierdo que quizá no sea perceptible, pero ayuda a ver al personaje", explica.

Considera que su participación en "El día que me perdí" y "Las elegidas" son una coincidencia agradable en su carrera, en la cual también se dedica a la publicidad.

"Comencé la labor de empezar a contar historias que me llenaran, que contaran mensajes, más allá de que sea una buena película", indica la actriz para quien estas historias son importantes en la vida del espectadora.

Ahora se encuentra escribiendo un guion de largometraje con Diego Calva, para el cual esperan conseguir recursos el próximo año.