¿Quiénes fueron los Guerreros de Riace? Cincuenta años de los bronces del mar

Gonzalo Sánchez

Roma, 12 jul (EFE).- Hace 50 años el mar Jónico devolvió su tesoro mejor guardado durante siglos: los bronces de Riace, las estatuas de dos guerreros griegos extraordinariamente conservadas que asombraron a los arqueólogos de todo el mundo. Pero, ¿quiénes eran esos sujetos llegados de las profundidades? Un estudio presentado hoy en Roma plantea una identidad, situándolos en el origen mismo de Atenas.

"Tras considerar y valorar todos los detalles se ha podido llegar a esta reconstrucción. Estoy bastante convencido de esta hipótesis, creo que es una propuesta muy interesante", defendió el Director General de Museos de Italia, Massimo Ossana, durante la presentación del estudio en la Curia Julia de los Foros Romanos.

La investigación ha sido realizada por los arqueólogos alemanes Vinzenz Brinkmann y Ulrike Koch, del museo de escultura Liebieghaus de Fráncfort, y fue presentada en la Ciudad Eterna por todo lo alto para conmemorar el hallazgo de estas famosas esculturas griegas.

LOS BRONCES DEL MAR

Los conocidos como Bronces de Riace (sur), la escultura de dos guerreros (conocidos en términos arqueológicos como "Bronce A" y "Bronce B"), fueron encontrados en el fondo del mar Jónico, a 200 metros de la costa del pueblo calabrés del que toman su nombre, el 16 de agosto de 1972 por el fotógrafo Stefano Mariottini.

Y su hallazgo asombró a los expertos de todo el mundo, que desde entonces peregrinan a la remota Calabria para admirarlos.

Se trata de la figuras de dos hoplitas (infantería de las "polis" griegas) completamente desnudos, con cabello y barba rizada de 1,98 metros de altura y 160 kilos que, de acuerdo con lo que sugiere la posición de sus brazos, empuñaban un arma y un escudo, actualmente desaparecidos.

No obstante, mucho se ha escrito sobre la identidad de estas dos preciosas figuras bautizadas, ante la duda, como Polinices y Etéocles, dos de los hijos que Edipo tuvo con su madre Yocasta.

UNA NUEVA PROPUESTA

Los expertos alemanes han llevado a cabo un riguroso estudio para determinar la identidad de los dos guerreros y para ello han rastreado su procedencia étnica fijándose en los ejemplos de combatientes en vestigios como ánforas o en las fuentes escritas.

Y según el profesor Brinkmann, los guerreros no serían otros que Erecteo, rey primigenio de Atenas, y el señor de los tracios, Eumolpo, enzarzados en una mítica guerra que derivó en la hegemonía del primero, de los atenienses, sobre sus vecinos del norte.

"La cuestión clave era reconstruir el color de la piel para saber el contexto étnico de los personajes, pero esto también se pude esclarecer indagando en la actividad que ejercían", sostuvo.

Por ejemplo el Bronce B, en peor estado de conservación, muestra un dedo flexionado: esto, según los expertos, prueba que en algún momento lució un arco y flechas bajo un escudo, como demuestran otros restos como el jinete persa del templo de Afaya de Egina.

En la mano izquierda portaba un hacha mientras que sus estudios señalan que la cabeza estaba ornada con un casco con piel animal: "Comprendimos que debía ser un tracio según sus armas", sostuvo.

En cuanto al otro bronce, el A, la investigación señala que en su cabeza alguna vez llevó un yelmo típicamente griego, en su brazo izquierda un gran escudo circular y en la mano derecho una larga lanza reposada sobre su hombro.

Pero hay un factor más que diferencia a ambas figuras. Y es que la escultura que supuestamente representa al ateniense muestra los dientes -de plata- en señal de una fiereza digna de ser celebrada.

Brinkmann planteó que ambos guerreros en algún momento estuvieron uno en frente del otro, en señal de desafío, y que incluso pudieron erigirse en la Acrópolis, siguiendo las descripciones de Pausanias.

UNA TEORÍA "CONVINCENTE"

La directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo, calificó la investigación de "muy convincente" y consideró que "da una nueva visión de los bronces antiguos" para abrir otros escenarios sobre toda la escultura y su policromía clásica.

Los expertos alemanes han realizado una réplica de ambas figuras y las han ataviado como creían que estuvieron en algún momento para exhibirlas en la exposición "Ancient Sculpture in color" en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York hasta marzo de 2023.

Los "Bronces de Riace" son consideradas dos de las esculturas más sobresalientes y mejor conservadas de la Grecia Antigua a pesar de haber permanecido siglos sumergidas, ajenas a los avatares de una historia de la que formaron parte durante su vida en la superficie.

Desde su hallazgo se custodian en el Museo Arqueológico Nacional de Calabria, precisamente antigua colonia helena, la Magna Grecia, que este año ha preparado un programa especial para conmemorar el 50 aniversario del hallazgo de su mayor y más famoso tesoro.

Aunque los interrogantes siguen envolviendo a estos dos luchadores. Por ejemplo, ¿cómo y por qué acabaron en el mar?

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.