¿Quiénes abortan en Estados Unidos?

·8  min de lectura
El panorama del aborto ha cambiado junto con la sociedad en Estados Unidos.
El panorama del aborto ha cambiado junto con la sociedad en Estados Unidos.

Hoy en día, lo más común es que la mujer que se somete a un aborto ya sea madre. Tenga veintitantos años y haya tomado algunas materias en la universidad. Pocas veces tiene más de tres meses de embarazo.

El panorama del aborto ha cambiado junto con la sociedad en Estados Unidos y es muy diferente a lo que era cuando, gracias al caso Roe contra Wade, se dictaminó el derecho al aborto en 1973.

Ahora, es menos probable que la paciente que aborta sea adolescente y sí más probable que sea pobre y soltera. Pero en Estados Unidos, el aborto no es algo poco común en la vida reproductiva de las mujeres (y las personas transgénero y de género no binario que pueden embarazarse). En el cálculo más reciente del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación sobre salud reproductiva que defiende el derecho al aborto, se vio que el 25 por ciento de las mujeres abortarán antes del final de sus años fértiles.

“No hay una población monolítica que aborte”, señaló Ushma Upadhyay del Centro Bixby para la Salud Reproductiva Global de la Universidad de California, campus San Francisco. “Las mujeres que se embarazan y dan a luz son las mismas que abortan en diferentes momentos de su vida”.

A pesar de que el tema se ha vuelto controvertido en los últimos años, la tasa de abortos que se calcula entre las mujeres de 15 a 44 años ha estado disminuyendo. Las estadounidenses abortan un 50 por ciento menos de lo que abortaban hace 30 años. Los investigadores afirman que varios factores —entre ellos un mejor uso de los anticonceptivos y una menor actividad sexual entre los adolescentes— evitan más embarazos no deseados.

Estos datos nos dan una idea general sobre el aborto en Estados Unidos en la actualidad y sobre quiénes podrían ser las personas más afectadas si la Corte Suprema limita o anula el dictamen del caso Roe contra Wade.

Hijos previos

Según los datos de 2019 del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), seis de cada diez mujeres que abortan ya son madres, y la mitad de ellas tienen dos o más hijos. “Una de las principales razones por las que las mujeres dicen que desean abortar es para que puedan ser mejores padres con los hijos que ya tienen”, comentó Upadhyay.

Semanas de embarazo

Gran parte del debate político sobre el aborto en Estados Unidos se centra en los abortos que se practican cuando el embarazo está avanzado, pero la inmensa mayoría de estos se realizan durante el primer trimestre. El 43 por ciento de todos los abortos se efectúan en las primeras seis semanas del embarazo y el 92 por ciento en las primeras trece semanas.

En 1973, el dictamen del caso Roe contra Wade dio lugar a un derecho constitucional de poder abortar durante más o menos las 23 semanas del embarazo, antes de que el feto sea viable. Si revocan este dictamen, es probable que al menos 22 estados prohíban el aborto por completo, o que este tenga que realizarse mucho más pronto en el embarazo.

La legislación de Misisipi ante la Corte Suprema prohíbe el aborto después de las quince semanas de embarazo. En los 47 estados considerados, al año, cerca de 21.500 mujeres, que representan el cuatro por ciento de los abortos en Estados Unidos, se sometieron a dicho procedimiento después de ese lapso. Es más probable que las mujeres que abortan después de ese momento sean pobres, jóvenes o con graves complicaciones de salud.    

Edad

Una mayoría de las pacientes que abortan están en una edad de veintitantos años. Solo el nueve por ciento tiene menos de 20 años y alrededor de una tercera parte tiene más de 30. Antes, las adolescentes solían conformar el porcentaje más elevado, pero desde 1991, ha habido un fuerte descenso de los embarazos de adolescentes en Estados Unidos y una disminución correspondiente de abortos en la adolescencia. En la actualidad, las mujeres estadounidenses de todas las poblaciones están teniendo hijos cuando ya son más grandes.

Escolaridad

Es cada vez más común que las mujeres digan que posponen la maternidad hasta que puedan terminar de estudiar, tener una carrera y mantenerse a sí mismas. El porcentaje de mujeres que asisten a la universidad está aumentando con gran rapidez. Las investigaciones sociológicas han descubierto que para las mujeres que no creen que tienen muchas oportunidades profesionales o de escolaridad, la maternidad temprana casi siempre es aceptada como un camino fundamental hacia la realización.

Ingresos

Casi la mitad de las mujeres que abortaron en 2014 se encontraban por debajo de la línea de pobreza y otra cuarta parte estaba muy cerca de ella. Las encuestas de Guttmacher muestran que, en las últimas décadas, las mujeres de bajos ingresos han integrado un porcentaje cada vez mayor de las pacientes que abortan. Varios estudios más reducidos han arrojado resultados parecidos. Los investigadores afirman que este cambio refleja que hay un mejor acceso a una anticoncepción eficaz entre las mujeres de ingresos más elevados y que las mujeres más pobres reconocen que el costo de criar hijos es cada vez mayor. Tal vez también sea un reflejo de una mayor presencia de beneficencias que ayudan a que las mujeres pobres paguen los abortos en los estados en que los programas públicos no lo hacen.

“Las personas que no tienen acceso a atención médica ni a anticonceptivos son quienes, cuando están en la situación de un embarazo no deseado, carecen de los recursos para tener otro hijo”, comentó Rachel Jones, investigadora principal en Guttmacher.

Historia del aborto

Seis de cada diez mujeres que abortan lo hacen por primera vez. Otra cuarta parte ha abortado una vez. Menos de una quinta parte ha abortado dos o más veces. “Sencillamente, el aborto no es algo a lo que recurran muchas mujeres como un método de control de la natalidad”, señaló Caitlin Knowles Myers, una economista que estudia la salud reproductiva en Middlebury College.

Estado civil

Casi la mitad de las mujeres que abortan son solteras. Una tercera parte vive con su pareja y el catorce por ciento están casadas. Con base en el porcentaje de la población, las mujeres que viven con su pareja, pero que no están casadas tienen una representación excesiva en las cifras de aborto, mientras que las mujeres casadas tienen una representación muy reducida. Según el análisis de datos de Myers, uno de los grupos en los que ha habido una mayor disminución de embarazos no deseados y de nacimientos en los últimos años es el de las madres solteras.

Tipos de aborto

Las mujeres que recurren al aborto en una fase temprana del embarazo tienen dos opciones: un aborto quirúrgico o uno farmacológico, en el cual pueden tomar medicamentos que provocan el aborto.

Los abortos farmacológicos representan una proporción cada vez mayor. En 2019, cerca del 44 por ciento de las mujeres que acudieron a clínicas para abortar antes de las diez semanas de embarazo eligieron los medicamentos. (Tal vez sea mayor el porcentaje de mujeres que usan medicamentos para abortar porque los CDC excluyen al estado de California, en el cual hay un porcentaje mayor de abortos farmacológicos que en otros estados). La Administración de Medicamentos y Alimentos está considerando cambios en la regulación que faciliten que más médicos puedan prescribir estos fármacos. Si eso ocurre, podrían llegar a ser un porcentaje todavía mayor del total.

En ocasiones, los abortos en embarazos avanzados o entre mujeres que presentan serias complicaciones médicas involucran otro tipo de cirugía. Estos procedimientos representan mucho menos del uno por ciento de todos los abortos.

Ubicación

Los estados con el porcentaje más alto de mujeres que abortaron en 2019 fueron los de tendencias demócratas. Tal vez eso refleje diferencias en cuanto al acceso al aborto y a la aceptación cultural del aborto en algunas regiones. En algunos estados de tendencia republicana, el aborto todavía es inaccesible para gran parte de la población. En Misuri, Misisipi, Dakota del Norte y Dakota del Sur, solo hay una clínica por cada estado, y para algunas personas no es factible viajar muy lejos para acudir a una. 

Alrededor del 33 por ciento de los abortos se practican en los 22 estados que probablemente prohíban el aborto si se revoca el dictamen del caso Roe contra Wade, por lo que habría menos abortos en esos estados. Pero algunas mujeres saldrían del estado y otras terminarían su embarazo por medios ilegales.

Metodología

Los datos de los CDC y del Instituto Guttmacher están incompletos. Los CDC, cuyas estadísticas más recientes son de 2019, no recaban información de California, Maryland y Nuevo Hampshire. Los datos del Instituto Guttmacher, el cual reúne información más completa tanto de las personas que abortan como de las clínicas, fueron actualizados por última vez en 2014. Esta información abarca los abortos legales practicados por médicos autorizados y no contempla una pequeña, pero creciente, proporción de “abortos autopracticados” mediante pastillas obtenidas fuera del país.

En este artículo, tampoco incluimos los indicadores de raza debido a que los datos de los CDC están más incompletos que para otros indicadores y omiten información de 20 estados. La información de esos estados indica que solo más de una tercera parte de las mujeres que abortan son negras y que otra tercera parte son blancas. En una encuesta de Guttmacher de 2014 en una población de pacientes más representativa a nivel nacional se vio que también las mujeres negras tenían una representación excesiva en relación con su porcentaje en la población, el cual es alrededor del trece por ciento, pero se descubrió que conformaban un porcentaje más pequeño de las pacientes que abortan, menos del 30 por ciento.

Se supone que los embarazos son la suma del número de nacimientos, abortos y abortos espontáneos. Puesto que no existen cálculos de los abortos espontáneos a nivel nacional, Guttmacher toma esta cifra como la suma del 20 por ciento de los nacimientos y el 10 por ciento de los abortos. 

© 2021 The New York Times Company

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) El repudiable acoso hacia la nadadora Vianney Trejo por un video en TikTok

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.