Questlove dedica documental a ‘Woodstock negro’

JAKE COYLE
·4  min de lectura
ARCHIVO – El músico y DJ Questlove asiste a la gala de primavera de Planned Parenthood of New York City el 1 de mayo de 2019 en Nueva York. Questlove estrenó en Sundance su debut como director "Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised)", un documental sobre el Festival Cultural Harlem de 1969 el 28 de enero de 2021. (Foto Evan Agostini/Invision/AP, archivo)

NUEVA YORK (AP) — Questlove respondió con incredulidad cuando le dijeron por primera vez sobre las imágenes disponibles.

¿Una serie de conciertos emblemáticos de 1969 en Harlem de los que nunca había escuchado? ¿Con Stevie Wonder? ¿Con Nina Simone? ¿Con Sly and the Family Stone, B.B. King y The Staples Singers?

“Era como ‘sí, claro’. Yo sé todo lo que ocurrió musicalmente durante esa época y nunca escuché de esto en mi vida. ‘no puede ser’”, recordó Ahmir “Questlove” Thompson en una entrevista. “Después regresaron y me mostraron las imágenes y yo estaba impresionado”.

Eso era el comienzo de lo que se convertiría en “Summer of Soul (...or When the Revolution Could Not Be Televised)”, una película de concierto encapsulada en el tiempo sobre un festival histórico que ha quedado casi en el olvido. Conocido como el “Woodstock Negro”, el festival se realizó el mismo verano que Woodstock — y apenas a 160 kilómetros de distancia — pero recibió mucha menos atención.

“Summer of Soul”, el debut como director de Questlove, finalmente revela un evento musical emblemático pero pocas veces visto. Se estrenó el jueves por la noche en el Festival de Cine de Sundance, donde fue aclamado inmediatamente y provocó numerosas fiestas caseras de los asistentes virtuales al festival, un festejo que Questlove extendió con un DJ set transmitido por streaming tras el estreno.

Como baterista de la banda The Roots, líder de la banda del programa “Tonight”, productor solicitado y autoproclamado “nerd musical”, la omnipresencia de Questlove en la música ha desembocado muchas veces en el cine. Pero “Summer of Soul” es su primer esfuerzo como director — su primera “cosa”, como la califica, usando slang de Filadelfia — incluso a pesar de que no lo buscó.

“Pensaba que en las manos de un director más experimentado esto podría cambiar la vida de alguien”, dijo Questlove vía Zoom. “Sabía que estaba viendo algo especial y superé mi miedo. Generalmente paso por el síndrome del impostor. Me di cuenta que esta era mi oportunidad para cambiar la vida de alguien y contar una historia que estaba casi borrada”.

A lo largo de seis domingos en 1969, más de 300.000 personas se reunieron en el parque Mt. Morris de Harlem para una celebración de soul, gospel, funk y, sobre todo, identidad negra en un momento crucial de la cultura afroestadounidense. El Festival Cultural Harlem — “como una rosa que sale entre el concreto”, dice uno de los asistentes — se hizo un año después del asesinato de Martin Luther King Jr. El reverendo Jesse Jackson se ve hablando apasionadamente desde el escenario: “Cuando estamos más preocupados sobre la luna que sobre los hombres alguien debería despertar”.

Los conciertos fueron filmados por el veterano de televisión Hal Tulchin, pero ninguna televisora o productores de Hollywood estaban interesados en sus 40 horas de grabaciones. Tulchin siguió buscando un hogar para su filmación hasta su muerte en 2017.

“Literalmente, si hubiéramos dejado pasar más meses mucho de este pietaje se habría desechado en la basura”, dijo Questlove. “Hal Tulchin había tratado de vender este pietaje por años, décadas y décadas. Nadie lo tomaba. Su esposa decía: Conozco algo de las cosas que hay en el sótano pero estoy por hacer limpieza y deshacerme de eso. ¿Quién sabía que podías conseguir a Stevie Wonder por tan poco dinero o a Sly and the Family Stone?”

El material es de hecho impresionante. Simone, quizá por primera vez, interpreta “To Be Young, Gifted and Black”. Sly and the Family Stone, los únicos músicos que se presentaron en Woodstock y en Harlem en 1969, interpretan “I Want to Take You Higher”. Hugh Masekela presenta “Grazing in the Grass”. Mahalia Jackson y Mavis Staples hacen un impresionante dueto de gospel.

“Entre más lo veía, especialmente con las actuaciones de gospel, son algunas de las mejores interpretaciones de gospel documentadas y crudas que haya visto en mi vida”, dijo Questlove. “Decía: ¿es tan fácil borrar nuestra historia?, ¿es tan fácil, en un abrir y cerrar de ojos?, ¿se podría perder así nada más? En una sola escena están Mahalia Jackson y Mavis Staples, y casi queda en la basura. Eso era lo principal en mi cabeza: ¿Qué tan fácil es borrar la historia? Y ¿por qué casi siempre le pasa a la gente negra?

En un principio Questlove se había fijado la meta de enfocarse únicamente en la música. Su primer corte era de 3 horas y 25 minutos. “Hora amateur”, bromea Questlove, cuyo corte final— a la venta en Sundance — es de 117 minutos. Pero mientras trabajaba en la película, entre las protestas de Black Lives Matter, entre la pandemia y entre la reflexión tras la muerte de George Floyd, el alcance de “Summer of Soul” seguía creciendo.

“El propósito de este festival era mantener la mente de la gente ocupada y darles algo que anhelar en el verano de 1969. Al ver que eso pasaba en tiempo real en 2019, me di cuenta que debía escarbar más en el papel del artista”, dijo Questlove. “A medida que el tiempo pasaba comencé a ver esta película totalmente diferente. Si no hubiesen ocurrido los eventos de 2020 esta película no sería la película que es ahora. Los paralelos eran demasiado grandes como para ignorarlos”.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP