"He querido siempre un futuro mejor para ellos", dice madre inmigrante sobre el cruce de sus hijos

La inmigrante hondureña Orbelina Orellana recibió el aviso de que sus hijos, una niña de 8 años y un niño de 11, pronto podrán reunirse con ella, luego de cruzar solos por Tijuana. "Empecé a llorar, feliz, de saber que mis hijos ya estaban aquí", dice.