La querella de Cristina Kirchner pide “medidas urgentes” para investigar al diputado Gerardo Milman

Los secretarios Gerardo Milman y Gonzalo Cané, enviados del gobierno en Esquel
El diputado Gerardo Milman se desligó de cualquier vinculación con el ataque a Cristina Kirchner, pero la querella volvió ahora a la carga y reclama "medidas urgentes" - Créditos: @Santiago Filipuzzi

La querella de la vicepresidenta Cristina Kirchner pidió “medidas de prueba urgentes” en la causa que investiga el intento de asesinato cometido en su contra el 1° de septiembre último, ante una “serie de acontecimientos” que, según los abogados de la vicepresidenta, “refuerzan, indudablemente, la línea de investigación vinculada con Gerardo Milman”.

Los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, apoderados de Cristina Kirchner, presentaron un escrito ante la jueza que instruye la causa, María Eugenia Capuchetti, y le pidieron que tomara medidas para investigar una denuncia periodística de C5N por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero contra el diputado nacional de Pro, según el escrito al que accedió LA NACION.

En esa denuncia se describe un supuesto entramado de relaciones que vincularían a una socia de una secretaria del diputado de Pro con Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, detenidos por el intento de magnicidio contra la exmandataria. Milman es investigado en la causa a raíz de la declaración de un testigo que dijo haberlo escuchado hablar de lo que iba a ocurrir el 1° de septiembre frente a dos empleadas suyas, en una mesa de la confitería “Casablanca” , frente al Congreso Nacional, antes del atentado. ”Cuando la maten, yo estoy camino a la Costa” habría dicho Milman el 30 de agosto en el bar, según declaró el testigo, un asesor de un diputado del Frente de Todos (FdT).

La oposición insiste en tropezar con la misma piedra

La semana pasada Milman presentó un escrito en la causa en la que negó haber pronunciado la frase que se le atribuyó y denunció por falso testimonio al testigo.

Hoy, después de la última presentación de los abogados de Cristina Kirchner, Milman dijo a LA NACION: “Que la Justicia investigue todo lo que quiera. No van a encontrar absolutamente nada, porque no existe nada. Que sigan con su operación absurda símbolo de la desesperación de un gobierno que se cae a pedazos llevándonos puestos a todos”.

La lista de medidas de prueba solicitadas por Ubeira y Aldazábal, cuyo detalle no trascendió, alcanzaría también a una de las secretarias que estuvo con Milman en Casablanca y declaró como testigo en Comodoro Py 2002 para negar los hechos.

”En concreto, se presentó una denuncia por un presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que involucraría tanto a Gerardo Milman como a quien fue testigo en este proceso, Carolina Gómez Mónaco”, dice el escrito presentado por los abogados que representan a la vicepresidenta.

La querella señaló que Milman “designó a Gómez Mónaco, quien no tenía ningún antecedente en la materia, como titular de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito, parte de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal” y que los pocos días de su nombramiento, Carolina López Mónaco constituyó una sociedad, Luxa Estética. ”Aparentemente este emprendimiento habría sido financiado con fondos reservados y, además, funcionaría como un mecanismo de lavado de dinero”, dijeron los abogados de Cristina Kirchner, sin aportar en su escrito más detalles.

Según los abogados, esta acusación “muestra el presunto carácter delictivo de una testigo que declaró de un modo ostensiblemente falso” en la causa de Capuchetti y que “hasta se contradijo con su compañera de trabajo, Ivana Bohdziewicz”, quien también declaró en el expediente. En el mismo lugar donde funcionaba Luxa Estética, afirmó la querella, tiene sede “Top Studio Obelisco”, academia de danzas y fitness, de Carolina Gómez Mónaco y María Mroue. ”Mroue no es, ni más ni menos, que la periodista a cargo del programa en el que hicieron sus primeras apariciones Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte”, sostiene el escrito de Aldazábal y Ubeira. Según ellos, con estos elementos, “hay fuertes indicios de que Mroue sería el vinculo entre Sabag Montiel y Uliarte, por un lado y Milman y Gómez Mónaco, por el otro”.

En la causa penal que instruyen Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo están procesados Sabag, Uliarte y Nicolás Carrizo, el líder del grupo de vendedores de copos de azúcar. Fuentes de la investigación dijeron a LA NACION que por el momento no hay pruebas concretas en la causa que permitan sostener que existieron otros “autores intelectuales” del atentado .

Este lunes, la Sala I de la Cámara Federal le ordenó a Capuchetti que eleve a juicio a los tres procesados mientras sigue investigando si hubo otros responsables del ataque. El kirchnerismo denunció que este fallo busca desmembrar la causa para no ir más allá de los tres detenidos. Ayer, Alberto Fernández hizo suya esa acusación contra los camaristas. “Pareciera que lejos de querer esclarecer el hecho y llegar a sus máximos responsables, están empecinados en tapar lo obvio: que una banda criminal con ramificaciones y financiamiento oscuro atentó contra la vida de la vicepresidenta de la Nación”, dijo.

Otro de los fallos de la Sala I que cuestionó el kirchnerismo fue el que excarceló, el martes pasado, a los cuatro miembros de Revolución Federal que estaban presos por amenazas y los hechos violentos. En esa resolución, los camaristas dijeron que la agrupación no tiene relación con la causa del atentado contra Cristina Kirchner. “No se verifica, de momento, la existencia de elementos objetivos que nos permitan conectar ambas investigaciones, sin perjuicio de lo que pueda surgir con el avance de la investigación”, dijeron los jueces. Lo mismo habían sostenido Capuchetti y Rívolo. Fuentes de esa investigación dijeron incluso a LA NACION que en ninguno de todos los chats y comunicaciones revisadas en esa causa aparece mencionada “Revolución Federal” (ni ninguno de sus miembros que fueron detenidos). El único punto de contacto es que Uliarte participó de una manifestación de esa agrupación, destacaron.

La carta de Milman

Milman dio a conocer hoy la siguiente carta pública:

“Quiero que sepan que no tengo miedo y que toda esta absurda persecución no me va a correr ni un centímetro de mi compromiso por transformar la Argentina. Estoy, como siempre, a disposición de la Justicia para desarmar esta ridícula operación. Que investiguen todo lo que quieran.

“Lamento, por todos los que buscan ensuciar mi imagen y la de mi partido, que no van a encontrar nada. Cada falso rumor que se difunde de forma cómplice en los medios kirchneristas es una muestra de la desesperación de un gobierno que se cae a pedazos.

“Ya no queda nada por romper, sin embargo, el oficialismo se las ingenia para inventar noticias y correr el eje de la conversación. Intentan distraernos de la angustiante realidad que atraviesa el país, pero no pueden esconder bajo la alfombra lo que está frente a nuestros ojos.”