Quería de liberar de espíritus malignos a su hija en una iglesia. La niña murió y ella está presa

Claudia Hernández está acusada de la muerte de su hija de 3 años, quien creía estaba poseída porque constantemente se levantaba llorando. La llevó a una iglesia de San José, California, para un supuesto exorcismo y las consecuencias fueron fatales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.