"No quería irme; hace 4 años se metieron a casa"

·4  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., octubre 3 (EL UNIVERSAL).- "Yo no me quería retirar tanto porque todas las cosas están ahí, y acá de este lado prácticamente no podemos hacer nada, si hay rateros se meten y le roban lo poquito que tiene uno. Sí se meten en estas casas, como hace cuatro años, que se metieron", recuerda doña Sara García al hablar de su casa.

Este sábado, ella junto a otras 2 mil 440 personas regresaron a sus viviendas en el fraccionamiento La Rueda, en San Juan del Río, luego de que el viernes fueron evacuados por la inundación en este asentamiento ubicado a un costado del río San Juan. Este sábado, las cientos de personas desalojadas se congregaron en las inmediaciones del acceso a La Rueda, esperando noticias de sus familiares que se quedaron dentro de sus casas, mientras que algunos otros más decidieron quedarse a ayudar en las labores de rescate; otros tantos lo hicieron por necesidad.

Esto pasa también con la familia de Martha Hernández, una mujer que salió en la mañana del viernes a trabajar, asistida por la Guardia Nacional y, por la tarde, a su regreso, le informaron que ya no podría volver a su casa, donde se quedó su hija y sus nietos, que se rehusaron a salir ante el temor de perder su patrimonio.

"Salí a las seis de la mañana, nos sacó la Guardia Nacional, pero pues tenemos que trabajar. Ellos nos sacaron y ya no nos dejaron entrar. Allá se quedó mi hija, mis dos nietos y mi yerno, pensaron que no iba a subir el agua como la otra vez, pero es mucho lo que subió el agua", relata. Martha dice que ha pensado en vender su casa, pues esta situación es recurrente; cada que llueve está el temor de perderlo todo por el agua, pero tampoco hay compradores que quieran tomar ese mismo riesgo.

Durante la contingencia, habitantes de las colonias colindantes únicamente observaron desde lejos cómo corría el río, con un nivel que no se veía desde hace mucho tiempo. Muchos de estos vecinos montaron, antes de regresar a sus viviendas, lonas, donde colocaron mesas para ofrecer algo de comer a las familias que permanecieron en las calles.

"Vénganse a echar un taco", "Aunque sea un poco de agua", ofrecían mientras descargan camionetas que llegan con garrafones y botellas del vital líquido, algunos se acercan, otros se quedan ahí, viendo desde lejos.

Fallece mujer

En la capital del estado se registraron lluvias que iniciaron la noche del viernes y terminaron en la madrugada del sábado, dejando un saldo de una mujer fallecida que fue arrastrada por la corriente, además de 20 viviendas con ingreso de agua. La mayoría de los hogares afectados se encuentran en las comunidades de La Gotera, Jofre y Palo Alto, en esta última fue donde se localizó el cuerpo de la mujer que fue arrastrado por la corriente y localizado a un costado del cauce de un arroyo.

Condiciones adversas

El director de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Carlos Rodríguez Di Bella, informó que se prevén condiciones climatológicas complicadas para estos días, incluso tormentas eléctricas, lo que complicaría las labores de rescate, al realizarse en agua.

"La propia naturaleza y la geografía de la colonia, por estar construida por debajo de la margen izquierda del río San Juan, representa un riesgo inminente de inundación (…) Por las condiciones que tenemos en los tirantes del río y el aporte que están generando todas las presas aguas arriba, seguramente estaremos por aquí trabajando las próximas 72 horas", señaló.

Estos días en las labores de rescate participaron más de 120 elementos de diversas corporaciones, entre Ejército Mexicano, Guardia Nacional, bomberos de Querétaro, las coordinaciones municipales de Protección Civil de Querétaro, Corregidora y El Marqués, que apoyaron con equipo de rescate acuático.

En tanto, en Tequisquiapan, el centro histórico y las colonias vecinas donde se ubican algunos hoteles y zonas comerciales, volvieron a registrar niveles por arriba de los 50 centímetros, aunque se mantiene por debajo de lo que se registró hace dos semanas. Contrario a San Juan del Río, que pasó la mañana de este sábado a semáforo naranja, Tequisquiapan se mantiene en semáforo rojo debido al comportamiento de la presa Centenario, la cual sigue recibiendo 133.5 metros cúbicos de agua por segundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.