En Querétaro, se ensamblan los vagones del metro de la CDMX

QUERÉTARO, Qro, noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- Querétaro es el lugar que la compañía de capital chino CRRC eligió para ensamblar los nuevos vagones de los trenes que podrían empezar a operar en agosto de 2023 en la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México (CDMX), desde donde ya han iniciado a salir los primeros trenes.

Luego del convenio que firmó el gobierno de la Ciudad de México con la empresa de origen Chino CRRC Zhuzhou Locomotive, el cual contempla la entrega de 29 trenes para operar en esta línea, de los cuales, los dos primeros fueron diseñados y ensamblados en su totalidad en China y los 27 restantes se prevé que se ensamblen en el estado de Querétaro.

Fue a principios de 2021 cuando la empresa china eligió a Querétaro como ubicación ideal para instalar su planta de 20 mil metros cuadrados en Colón, en la que actualmente colaboran 180 trabajadores, quienes están aprendiendo de empleados chinos todo lo que hay que saber sobre esta nueva industria que recién comienza a desarrollarse en la entidad.

Guo Xiaoyuan, gerente general de SPE company y gerente general de MC company, filiales de CRRC, detalló que para su instalación, la empresa "hizo su tarea" analizando diversos lugares en el país, donde el estado de Querétaro resaltó por su gran crecimiento industrial y su gran base de proveduría.

Este crecimiento industrial, abundó, atrae una gran cantidad de talento, lo que permite reclutar a los mejores talentos con capacidades técnicas, aunado al apoyo que recibieron por parte del gobierno estatal.

"Con el producción del primer tren en Querétaro, tuve una sorpresa muy grande, porque fue muy rápido el aprendizaje de la gente, de los técnicos y de los procesos, fue muy rápidamente y estamos muy contentos aquí con la gente", resaltó.

El directivo detalló que la compañía invirtió alrededor de 150 millones de pesos para la fabricación y mantenimiento de trenes nuevos, mantenimiento de vías, sistemas de control y venta de repuestos para el proyecto del Metro de la CDMX.

"Nuestra planta cubre una [superficie] de 20 mil metros cuadrados, tiene una capacidad de producción mensual de 18 coches y se adopta totalmente la tecnología avanzada de CRRC, la sede de nuestra empresa.

"Hasta ahora se han contratado a 180 empleados locales y al mismo tiempo, a medida que el proyecto siga avanzando, vamos a ir contratando más empleados; más o menos para el próximo año proyectamos tener 250 personas", declaró.

Adicionalmente, destacó que CRRC ha desarrollado más de 70 proveedores locales, a los cuales se les ha comprado cerca de 200 millones de pesos en ventas, además de que ha importado aproximadamente 500 millones de pesos, pagando impuestos por más de 90 millones de pesos en México, activando así la economía local.

"A través del proyecto no sólo se han creado los puestos de trabajo de alta calidad, también se ha promovido industria local de tránsito ferroviario y también se han realizado muchas contribuciones al desarrollo de la economía local", resaltó.

Por su parte, el director general del Metro, Guillermo Calderón, detalló que parte de la obligación contractual que impuso el gobierno de la Ciudad de México a la empresa de CRRC, fue que existiera la transferencia tecnológica y la transmisión de conocimiento hacia los trabajadores mexicanos.

Precisó que la producción de los componentes principales se hace en dos plantas en China de CRRC (que es el fabricante más importante de trenes en el mundo) y lo que se convino con la empresa es que los dos primeros trenes se fabricaran y ensamblaran en el país asiático, de los cuales, el cabeza de serie ya está en México en el taller en pruebas del Metro, donde se la practican pruebas dinámicas y estáticas.

"El segundo tren producido en China estará llegando en la primera quincena de diciembre, pero el resto, 27 trenes, se integran, se concluyen, se ensamblan y se arman aquí [en Querétaro]", destacó.