Queman una peculiar estatua de Melania Trump en su pueblo natal de Eslovenia

LA NACION
·1  min de lectura

ROZNO, Eslovenia.- Durante la noche del 4 de julio, mientras los norteamericanos celebraban el Día de la Independencia, una escultura de madera de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, fue incendiada cerca de su ciudad natal de Sevnica, en Eslovenia, dijo el artista de la obra.

Brad Downey, un artista norteamericano que vive en Berlín, dijo que la escultura desfigurada y ennegrecida de tamaño real fue removida tan pronto como la policía le informó sobre el incidente, horas después del hecho.

"Quiero saber por qué lo hicieron", dijo Downey, quien esperaba que la estatua fomentara un diálogo sobre la situación política en Estados Unidos, destacando la situación de Melania Trump como inmigrante casada con un presidente que juró reducir la inmigración.

Serbia: tras violentas protestas, dan marcha atrás con un nuevo confinamiento

En Washington, la oficina de Melania Trump no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. "La investigación en este caso aún no se ha completado, por lo que no podemos revelar detalles debido al interés de otros procedimientos", dijo la vocera de la policía Alenka Drenik.

Aunque la cara de la estatua era tosca e irreconocible antes del incendio, la figura estaba pintada con un abrigo azul pálido que se parecía al que llevaba Melania Trump el día de la juramentación de su esposo como presidente.

Duro revés para Trump: la Corte sentenció que debe mostrar sus finanzas

La figura fue tallada con una motosierra por el artista local Ales Zupevc con el tronco de un tilo vivo.

Algunos residentes calificaron la estatua de "desgracia", quejándose de que se parecía más al personaje de los Pitufos Pitufina que a la primera dama.

Agencias DPA y Reuters