Quedaron atrás tiempos donde desafueros eran archivados: Pablo Gómez

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- El presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, Pablo Gómez (Morena), aceptó que no hay elementos suficientemente fuertes para considerar que los recursos que llegaron a poder del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca (inculpado), fueran producto de delitos, aunque tampoco, dijo, puede existir la convicción de que no lo sean.

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados, erigido como Jurado de Procedencia para desahogar el desafuero del mandatario estatal, Pablo Gómez dijo que el tercer delito imputado, la defraudación fiscal equiparable, "se deriva de una compulsa entre los ingresos del denunciado y su declaración fiscal. La diferencia en favor del causante es la conducta ilícita misma, la cual se considera que no puede ser de naturaleza puramente culposa sino dolosa".

Por lo que "las Sección Instructora sostiene que existen fuertes indicios, suficientes para considerar que el gobernador de Tamaulipas pudo haber declarado fraudulentamente el impuesto sobre la renta del año 2019 y dejó de enterar al fisco federal una cantidad que resulta algo más de seis millones de pesos", dijo Pablo Gómez.

Agregó que la defraudación fiscal es una conducta frecuente en nuestro país. "Pero eso no debe llevar a considerar que no es trascendente ni tiene mucha importancia. Defraudar al fisco es robar a la nación porque los ingresos provienen de todos y deben regresar, a través de la acción política, a la misma sociedad que los paga, que los aporta a un fondo común".

Defendió la labor de la Sección Instructora y dijo que ha realizado un proceso limpio, en el que se han respetado las garantías del inculpado y se han atendido los planteamientos de la Fiscalía.

"Han quedado atrás los tiempos en que estos procedimientos quedaban archivados o se manipulaban para olvidar o para condenar por consigna. Tenemos un Ministerio Público que da la cara, es criticable y criticado, pero cuenta con un origen y un desempeño basados en su propia independencia. La Sección Instructora no asimila la totalidad de las conclusiones de la Fiscalía, pero no niega en forma alguna que pudieran tener bases suficientes en sede judicial. Lo que es de la convicción de la Sección Instructora es la defraudación fiscal equiparable", dijo Pablo Gómez.

"El punto es que la Cámara de Diputados cumpla con su deber y permita que el aparato de justicia se encargue de esta causa penal. Solicito, por tanto, el voto aprobatorio del Jurado", agregó Pablo Gómez.