‘Si se van a quedar, tienen que pagar’: Vendedores del pulguero Opa-locka entre la espada y la pared

·6  min de lectura

El mercado de las pulgas de Opa-locka Hialeah ha extendido hasta el 30 de septiembre el periodo para que los comerciantes abandonen sus instalaciones. Pero, pese la prórroga, la incertidumbre se cierne sobre los vendedores, pues no saben qué pasará con sus medios de sustento.

Ante la desesperanza y la incertidumbre, una decena de vendedores del mercado acudieron a la Ciudad de Opa-locka, donde se reunieron con los comisionados, quienes les prometieron que los ayudarían a extender el periodo de mudanza del mercado, logrando así un acuerdo con Gramercy Property Trust, empresa dueña del terreno, que a su vez se lo subarrienda a RER Marketplace LLC, compañía que administra los alquileres de los negocios.

Los comisionados también aseguraron que ayudarían con los gastos de mudanza y estimaron que los comerciantes podrían mudarse al cercano mercado Atlantic Hosiery, ubicado en 13449 NW 42nd Ave, Opa-locka.

Atlantic Hosiery es insuficiente para los comerciantes

Imagen panorámica del mercado Atlantic Hosiery, ubicado en 13449 Nw 42nd Ave en Opa-locka, menos de una milla de distancia del mercado de las pulgas Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022
Imagen panorámica del mercado Atlantic Hosiery, ubicado en 13449 Nw 42nd Ave en Opa-locka, menos de una milla de distancia del mercado de las pulgas Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022

Para muchos mudarse a este mercado no es una solución realista. Roberto Hilarion descartó buscar espacio dentro de Atlantic Hosiery para su negocio. A sus 74 años de edad explicó a el Nuevo Herald que ya está retirado pero necesita seguir trabajando para pagar su renta y servicios. Sin embargo, la oferta sobre mudarse a este mercado le resulta inconveniente.

“Allá no vamos a vender nada. No tiene suficiente estacionamiento, el alquiler de un puesto pequeñito es de $600 la semana. Yo por este puesto pago $500 y es una suma de varios locales. Para poder llevarme todo lo que tengo en exhibición al público más el depósito necesitaría alquilar unos cuatro locales. No puedo pagar $2,400 en un lugar que no tiene el público como el del pulguero”, explicó Hilarion, quien ha pasado 24 años trabajando en el pulguero, ofreciendo peces pequeños a los clientes.

Venta de gallos, gallinas y conejos en un puesto dentro del mercado de Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022
Venta de gallos, gallinas y conejos en un puesto dentro del mercado de Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022

Por su parte, Mazen Moussawel, comerciante libanés que ha trabajando en el pulguero vendiendo celulares y accesorios tecnológicos desde hace 14 años, es uno de los comerciantes que está dispuesto a mudarse a Atlantic Hosiery a pesar de reconocer que el local será mucho más pequeño y costoso. Actualmente paga $300 semanales, pero por la mitad del local actual pagará el doble ($600) en el nuevo mercado.

El vendedor recordó que el día que se enteró del cierre del mercado “se me subió la sangre a la cabeza. Estaba muy molesto. La noticia me afectó mucho y ahora uno tiene que buscar alternativas . Voy a probar en Atlantic (Hosiery) a ver cómo me va, el estacionamiento es muy pequeño y la clientela de aquí se perderá pero en este país si tu no trabajas, no comes. Nadie te ayuda”, sentenció Moussawel, quien vive en Miami desde hace 22 años.

Fachada del mercado Atlantic Hosiery, ubicado a menos de una milla de distancia del mercado de las pulgas Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022
Fachada del mercado Atlantic Hosiery, ubicado a menos de una milla de distancia del mercado de las pulgas Opa-locka Hialeah, junio 8, 2022

Moussawel fue uno de los comerciantes que lideró la visita a la ciudad para hablar sobre el cierre del pulguero, en donde aseguró que los comisionados les prometieron que la ciudad les iba a ayudar exonerando la licencia comercial por un año.

El nuevo mercado aún no tiene permisos de expendio de alimentos ni bebidas, por lo que decenas de negocios del pulguero que ofrecen jugos y comida no tienen cabida en este sitio por el momento.

Claribel Vázquez, dominicada de 50 años, radicada en Miami desde hace 31 años y dueña de un puesto de jugos naturales en el pulguero de Opa− Locka Hialeah increpa a los comisionados de Miami−Dade por no hacer nada para evitar el desalojo de los los comercios que funcionan en dicho mercado popular
Claribel Vázquez, dominicada de 50 años, radicada en Miami desde hace 31 años y dueña de un puesto de jugos naturales en el pulguero de Opa− Locka Hialeah increpa a los comisionados de Miami−Dade por no hacer nada para evitar el desalojo de los los comercios que funcionan en dicho mercado popular

Claribel Vázquez está pensando en su futuro pero descarta ir a un nuevo pulguero. “No voy a cometer el mismo error dos veces. Ya veré si empiezo a vender cocos con mi camioneta en la calle o monto un negocio en otro lado, pero no vuelvo a un pulguero. Trabajar aquí es muy duro. Somos nosotros los que hemos arreglado nuestros puestos, los pisos, techos. La administración solo se encarga de cobrar”, aseguró.

Muchos plantean retirase después de que termine el plazo en el pulguero. Una pareja de origen marroquí, que prefirió no identificarse, que lleva 30 años el mercado vendiendo relojes y bisutería aseguró que llegó el momento de retirarse. No planean buscar locales alternativos sugeridos por la ciudad u otros. Para ellos durante la pandemia vivieron la época más difícil y ahora se plantean una vida más calmada, una vez logren salir de toda la mercancía que tenían.

‘Es inhumano el desalojo del pulguero de Opa−locka. Es patrimonio de Miami’, denuncia afectada

Acuerdo decepcionante

De acuerdo con una carta enviada a los comerciantes el 4 de junio por la administración del mercado, a nombre de RER Outdoor Marketplace LLC, se pudo conocer que la empresa aceptó otorgar tres meses de extensión de la fecha original de desalojo (30 de junio) para que los vendedores pudieran encontrar un nuevo sitio donde seguir trabajando. Sin embargo, no admitieron la exoneración del pago de los alquileres, una de las solicitudes que hacían los inquilinos.

“Es de vital importancia para que RER Marketplace LLC continúe operando el mercado de pulgas debemos cobrar todas las tarifas de licencias adeudadas para cumplir con nuestros grandes costos operativos mensuales. Sin el pago de todas las tarifas de licencia vencidas y el pago oportuno de todas las tarifas de licencia futuras (...) no tendremos más opción que cerrar el mercado de pulgas al público antes de septiembre, para evitar que esto suceda, es vital que los comerciantes paguen todo el saldo pendiente y paguen oportunamente su tarifa de licencia de comerciante semanal en su totalidad sobre una base futura”, advirtió la empresa.

Para Hilarion la medida es decepcionante. “Yo pensé que además de la extensión nos iban a dar un arreglo justo para no pagar la renta total de estos tres meses, pero no les interesó y quieren que paguemos la renta completa. Yo no he pagado las últimas dos semanas desde que anunciaron que iban a cerrar. En la calle están pidiendo cinco meses de alquiler. Aquí la gente es pobre, no tenemos opciones para continuar nuestros negocios”.

En los últimos dos años y medio, durante la pandemia, Hilarion invirtió miles de dólares en reacondicionar su local . El establecimiento tiene una extensión de cinco locales, entre ellos, dos depósitos llenos de tanques para guardar sus animales. El comerciante de origen cubano asegura que tiene invertido más de $40,000 en su negocio.

En la tienda de mascotas de Roberto Hilarion en el mercado de las pulgas de Opa-locka Hilaeah se ofrecen distintos tipos de peces
En la tienda de mascotas de Roberto Hilarion en el mercado de las pulgas de Opa-locka Hilaeah se ofrecen distintos tipos de peces

Una vez se conoció la fecha inicial del cierre del mercado de las pulgas, los comerciantes hicieron varias protestas y huelgas en las que se negaron a pagar el alquiler de sus locales. La administración decidió cerrar con clavos y tornillos dichos locales, forzando a los vendedores a pagar.

Moussawel es uno de los comerciantes que durante dos semanas no pagó su alquiler, pero aseguró que pagará poco a poco antes de irse. “No me voy a ir sin pagar mi deuda pero la venta del pulguero está destruyendo a muchas familias. No nos dieron explicaciones”, acotó.

Melly De León, una de las administradoras del mercado de las pulgas explicó a el Nuevo Herald que “ellos (los vendedores) decidieron irse a huelga y no pagar, pero no pueden tener su local abierto, vendiendo si no pagan el alquiler. Una vez se conoció el cierre del pulguero nosotros les dimos la alternativa de que se fueran, pero si se van a quedar, tienen que pagar. En estos tres meses tendrán flexibilidad para pagar lo que deben, semana a semana”.

Con 25 años trabajando como administradora del mercado, De León dice no estar preocupada por su futuro laboral sino por el de los comerciantes “ellos no tienen a donde ir, ya veremos que pasa con nosotros”.

Reconoció que es injusto el desalojo de los vendedores, pero explicó que a la empresa arrendadora (RER Marketplace LLC) se le iba a acabar el alquiler con Gramercy Property Trust y por eso informaron a los comerciantes al respecto.

RER Outdoor Marketplace, LLC tiene la cartera de Opa-locka Hialeah Flea Market desde julio de 2017, compuesta por tres parcelas de terreno que suman más de 72 acres en Miami, Florida.

Cómo el pegajoso jingle del pulguero de Opa-locka Hialeah se convirtió en un éxito de los años 90 en Miami

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.