"No quedará impune", dice presidente Perú sobre ataque de remanentes de Sendero Luminoso

·4  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. El líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y su esposa Elena Iparraguirre en juicio durante la sentencia por atentado de 1992 de Miraflores, Base Naval del Callao

Por Marco Aquino

LIMA (Reuters) -El mandatario interino de Perú, Francisco Sagasti, dijo el martes que el asesinato de 16 personas por parte de remanentes del grupo insurgente Sendero Luminoso "no quedará impune", y exhortó a no usar la "tragedia nacional" con fines políticos a dos semanas de la segunda ronda electoral presidencial.

La masacre, que incluyó a cuatro menores de edad a manos de los rebeldes que quemaron además varios cuerpos, ocurrió la noche del domingo en una zona de difícil acceso en el centro de Perú donde se produce la mayor cantidad de cocaína en el país.

El ataque fue perpetrado por una columna del denominado "Militarizado Partido Comunista del Perú", que agrupa a los remanentes de Sendero Luminoso y que actúa desde hace años en alianza con el narcotráfico en la zona, según la policía.

"Estamos haciendo todo el esfuerzo para desplegar a la policía y las fuerzas armadas de tal forma de combatir eficazmente y eficientemente a esta plaga, a esta pandemia", afirmó Sagasti a periodistas durante la entrega de un lote de vacunas contra el coronavirus.

Perú vivió durante las últimas décadas del siglo pasado un duro choque entre miembros de Sendero Luminoso y las fuerzas armadas y la policía, en un conflicto en el que murieron o desaparecieron 69.000 personas, según cifras oficiales.

Su líder, Abimael Guzmán, fue capturado en el 1992 y el grupo fue prácticamente derrotado. Pero sus remanentes se replegaron en una región llamada Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), área del tamaño de Puerto Rico donde brindan seguridad a los narcotraficantes y realizan esporádicos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

En el VRAEM se produce aproximadamente el 75% de la cocaína en Perú, que junto a Colombia son los mayores productores en el mundo de hoja de coca y de cocaína, según Naciones Unidas.

"Sabemos que es una zona agreste y difícil como muchas quebradas que los narcoterroristas conocen muy bien", dijo Sagasti, quien refirió que entre las víctimas había una niña de un año, otro de tres años y dos adolescentes. "Tengan la seguridad que este crimen no quedará impune".

El Ministerio de Justicia informó que la fiscalía y la procuraduría iniciaron una investigación del masivo asesinato "atribuido" a remanentes de Sendero Luminoso en dos locales usados como bares en el VRAEM. La investigación preliminar es por el "delito de terrorismo", indicó en un comunicado.

¿APROVECHAMIENTO POLÍTICO?

El ataque se produjo a pocos días del balotaje presidencial del 6 de junio, en el que los peruanos elegirán entre el socialista Pedro Castillo, que marcha primero en los sondeos de intención de votos, y la derechista Keiko Fujimori.

Los mercados locales seguían sufriendo por Castillo, temido por los inversionistas. La moneda, el sol, cayó el martes un 0,31%, la tercera sesión en rojo consecutivo; y el índice selectivo de la bolsa limeña cayó un 0,48%.

En la escena del ataque, los insurgentes dejaron panfletos que instaban a abstenerse de votar. Ambos candidatos condenaron el accionar rebelde, intercambiando acusaciones.

Durante la campaña electoral, Fujimori -de 45 años- ha acusado al izquierdista Castillo -de 51 años- de estar vinculado a grupos insurgentes. Keiko es hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, que sus seguidores afirman derrotó al terrorismo durante su década en el poder, entre 1990 y el 2000.

"Sabemos que esta paz hay que cuidarla, hay que protegerla y nosotros, los adultos, tenemos que contarle a nuestros hijos y a los jóvenes qué es lo que ocurrió para no que vuelva esa terrible época de terror", dijo candidata Fujimori.

Castillo invocó ahondar las investigaciones para encontrar a los autores del ataque y hasta se puso a disposición para que lo investiguen. "El pueblo no es tonto, sabe en qué escenario salen todas estas cosas", manifestó en una gira proselitista.

Sagasti, que asumió al poder en noviembre tras una crisis política generada por la destitución de un presidente y renuncia de otro, pidió no sacar provecho de la incursión rebelde.

"Esta es una tragedia nacional que ningún grupo político de ninguna orientación ideológica debería usar con fines políticos", declaró el mandatario.

"Ya lo descartamos en otras partes del territorio nacional hace muchos años, pero (Sendero Luminoso) continúa focalizado en un solo lugar y esperamos erradicar el terrorismo muy pronto con la acción decidida de las fuerzas armadas", afirmó.

(Reporte de Marco Aquino, editado por Gabriela Donoso)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.