Alcalde: Todos los migrantes en Del Rio, Texas, se han ido

·3  min de lectura

DEL RIO, Texas, EE.UU. (AP) — Ningún migrante permanecía el viernes en el campamento en la frontera de Texas donde casi 15.000 personas, en su mayoría haitianas, se habían congregado días antes en busca de asilo, dijeron autoridades locales y federales.

Es un cambio dramático en comparación con el sábado, cuando el número alcanzó su nivel más alto luego de que migrantes impulsados por la confusión en torno a las políticas del gobierno del presidente Joe Biden y la desinformación difundida en redes sociales hizo que se aglomeraran en el puente fronterizo que une a Del Rio, Texas, y Ciudad Acuña, México.

Es una “noticia fenomenal”, declaró el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, en conferencia de prensa.

Muchos enfrentan la posibilidad de ser expulsados a su país de origen porque no están cubiertos por las protecciones extendidas recientemente por el gobierno de Biden a los más de 100.000 migrantes haitianos en Estados Unidos, citando preocupaciones por la seguridad y los disturbios sociales en el país más pobre de América. El devastador terremoto de 2010 obligó a muchos a dejar su patria.

Estados Unidos y México parecían ansiosos de poner fin a la situación humanitaria cada vez más politizada que provocó la renuncia de Daniel Foote, enviado especial de Washington a Haití, y una indignación generalizada después de que se divulgaron imágenes de agentes fronterizos maniobrando sus caballos para bloquear y trasladar a los migrantes por la fuerza.

Biden dijo el viernes que la forma en que los agentes usaron sus caballos fue “horrible” y que “hay gente que pagará" por ello. Los agentes han sido asignados a tareas administrativas mientras el gobierno investiga.

“Habrá consecuencias”, dijo Biden a los periodistas. “Es una vergüenza, pero va más allá de una vergüenza: es peligroso, está mal, envía el mensaje equivocado a todo el mundo y envía el mensaje equivocado en casa. Simplemente no es lo que somos”.

Después, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Alejandro Mayorkas, hizo declaraciones cautelosas sobre la investigación pendiente relacionada con el uso de los caballos. Cuando se le preguntó sobre la discrepancia, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que Biden “no estaba prejuzgando un desenlace. Estaba hablando con el corazón”. Señaló que él no está interfiriendo con ninguna pesquisa.

Mayorkas señaló que unos 2.000 haitianos han sido expulsados en forma expedita en 17 vuelos desde el domingo, y más podrían enfrentar la misma suerte en los próximos días, de acuerdo con facultades especiales por la pandemia con las que se niega a las personas la oportunidad de buscar asilo.

Señaló que Estados Unidos ha permitido a unos 12.400 ingresar al país, al menos temporalmente, mientras exponen su situación ante un juez de inmigración para permanecer en territorio estadounidense de acuerdo con las leyes de asilo u alguna otra razón jurídica. En última instancia podrían ser rechazados y quedar sujetos a expulsión.

Mayorkas señaló que unos 5.000 están en custodia del DHS y están siendo procesados para determinar si se les expulsa o se les permite solicitar la residencia legal. Algunos regresaron a México.

Un funcionario estadounidense con conocimiento directo de la situación dijo que las autoridades programaron seis vuelos a Haití el viernes, siete el sábado y seis el domingo. El funcionario no estaba autorizado a hablar públicamente.

En México, poco más de 100 migrantes, en su mayoría hombres solos, permanecían el viernes en la mañana en un campamento a un lado del río en Ciudad Acuña.

Docenas de familias que habían estado en ese lugar cruzaron de nuevo hacia Del Rio durante la noche después de que las autoridades mexicanas se retiraran de la zona. El nivel del río se incrementó, por lo que algunos agentes de la Patrulla Fronteriza ayudaron a familias que tenían dificultades para cruzar con niños.

___

María Verza informó desde Ciudad Acuña, México. Los periodistas de The Associated Press Sarah Morgan en Del Rio, Texas; Ben Fox y Nancy Benac, en Washington; Elliot Spagat, en Los Ángeles; y Tammy Webber, en Fenton, Michigan, contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.