Quebec cobrará un impuesto especial a quienes no quieran vacunarse contra el covid-19

·4  min de lectura

¿Qué hacer para que las personas que no se han vacunado contra el covid-19, y por ello son extremadamente vulnerables a la pandemia y son factor de riesgo mayor para la población, finalmente decidan vacunarse?

Es una pregunta compleja por todas las diferentes razones, confusiones y aristas que existen al respecto. Pero en la provincia canadiense de Quebec las autoridades han decidido establecer una medida que, se afirma, reducirá la cantidad de quebequenses no vacunados.

Una mujer recibe una vacuna contra el covid-19 en Montreal, Canadá. (Reuters)
Una mujer recibe una vacuna contra el covid-19 en Montreal, Canadá. (Reuters)

 

Se trata de cobrar lo que en la práctica es un impuesto específico a quienes no estén vacunados contra el covid-19.

De acuerdo a The Guardian, quienes en Quebec se nieguen a vacunarse contra el covid-19 por razones que no sean de índole médica deberán pagar una “contribución de salud”, una suerte de eufemismo para una multa o impuesto especial.

“Una contribución de salud se les cobrará a todos los adultos que no quieren vacunarse… Aquellos que se niegan a vacunarse imponen una carga financiera al personal de los hospitales y a los quebequenses. El 10% de la población no puede ser una carga para el 90%”, dijo el primer ministro de Quebec, François Legault.

Según Quartz, Legault dijo que el monto de ese impuesto será significativo, no menos de 100 dólares canadienses (unos 80 dólares de Estados Unidos).

Todo ello, señala The Guardian, se da en el contexto de la nueva oleada de covid-19 catalizada por la muy infecciosa variante ómicron y por el hecho de que los hospitales se encuentran a tope y el índice de vacunas de refuerzo es aún relativamente bajo en Quebec.

Previamente, Quebec ya había impuesto el requisito de presentar prueba de vacunación contra el covid-19 para comprar en las tiendas de bebidas alcohólicas y cannabis legal gestionadas por el gobierno, y al parecer el resultado fue un incremento en las citas para aplicarse la vacuna.

De acuerdo a CNN, tras el anuncio de la imposición de la “contribución de salud”, las citas para vacunarse contra el covid-19 también se incrementaron en Quebec.

El ministro de salud quebequense Christian Dubé celebró ese hecho, aunque a escala nacional el premier Justine Trudeau fue reservado al opinar sobre ese nuevo impuesto y dijo, indicó CNN, que necesitaba conocer más detalles al respecto antes de pronunciarse.

En todo caso, es evidente que la pandemia está golpeando con mucho más rigor a los no vacunados, que son la enorme mayoría de las personas que necesitan hospitalización y que fallecen a causa del covid-19. La vacunación, sobre todo en quienes han recibido ya las tres dosis, ha probado ser efectiva para reducir la enfermedad grave y la muerte.

Con todo, en muchos países existe una porción de personas que se niegan a vacunarse, algunas de ellas por razones médicas válidas, pero otras por desinformación, confusión o incluso consideraciones político-ideológicas, como sucede punzantemente en Estados Unidos, donde la proporción de no vacunados es mayor que en Quebec.

Los hospitales en multitud de lugares están severamente presionados, y en algunos casos saturados, por la gran cantidad de pacientes con covid-19 que necesitan ser internados.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau en un centro de vacunación en Montreal, Canadá. (Reuters)
El primer ministro canadiense Justin Trudeau en un centro de vacunación en Montreal, Canadá. (Reuters)

Así, al menos en esa provincia canadiense, una medida drástica fue establecer el citado impuesto a los no vacunados, y al parecer esa medida está dando resultado.

En paralelo, hay quien critica esa medida por considerar que es demasiado específica, que hay muchas otras cuestiones (el fumar, la obesidad, etc.) que también incrementan la carga del sistema de salud pero que no son motivo de gravamen y que ese impuesto al final afecta mucho más a las personas de menores ingresos, pues los más ricos que son contrarios a las vacunas no tendrán empacho en pagar.

Será necesario esperar más para ver su alcance total y es difícil prever si otras localidades, regiones o países seguirán ese ejemplo e impondrán impuestos a quienes no se vacunen contra el covid-19.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.