¿Qué fue de Yalitza Aparicio tras el fenómeno de 'Roma' hace un año?

Hace justamente un año ella era la protagonista indiscutible de la actualidad cinematográfica. Yalitza Aparicio, estrella de Roma y la primera indígena nominada al Óscar a mejor actriz de la historia, fue el gran fenómeno de la temporada de premios de 2019. ¡La de artículos que leí y escribí sobre ella por entonces! Su vida como aspirante a maestra campesina cambió de la noche a la mañana gracias a los aplausos obtenidos por el personaje de Cleo, aquel que consiguió por pura casualidad tras acompañar a su hermana embarazada al casting de Alfonso Cuarón en Oaxaca (México).

Yalitza Aparicio en Nueva York (AP Photo; Brent N. Clarke; GTRES)

Es cierto que doce meses después, por los rincones del cine no hemos vuelto a oír de ella. Tras perder la estatuilla contra Olivia Colman (La favorita) no volvimos a ver su nombre rellenando titulares ni acompañando a otras figuras del celuloide en proyectos cinematográficos. Pero si creías que quizás había vuelto a la vida normal, lejos de las cámaras, estás equivocado. Su vida sigue siendo una verdadera caja de sorpresas.

Prueba de ello es que en octubre de 2019 fue incluida como una de las 100 mujeres más influyentes del mundo en la lista anual que compone la BBC, así como una de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Time. Dicha influencia comenzó gracias al personaje de Cleo, aquella mucama indígena, inocente y explotada inspirada en la propia niñera del director, que se entregaba con humildad a la realidad que tenía delante con la misma fluidez del agua, pero el fenómeno cobró vida por sí solo. Consciente de la importancia de su labor dando visibilidad a la comunidad que representa tanto en México como en EEUU,  se autoproclamó abanderada de la causa, representando a una raza vista como una minoría, defendiendo sus raíces, su cultura y sus orígenes hasta el punto de que es una de las embajadoras de buena voluntad de la UNESCO para personas indígenas. Un título que le otorgaron el pasado 4 de octubre, un año después del estreno de Roma.

Es decir, su reconocimiento ya no es fruto del cine por mucho que su personaje impulsara aquella representación, sino por su labor a lo largo del año.

Esta joven de 26 años que estaba a punto de comenzar su carrera como maestra cuando Cuarón tocó a su puerta, dejó su Tlaxiaco natal para coronarse como uno de los rostros más populares de México. Y les recuerdo, con solo una película a sus espaldas. Ha sido portada de decenas de revistas, pero su figura como imagen activista de su país ha tomado más relevancia que su posible carrera como actriz. Incluso el año pasado formó parte de la Cuarta Conferencia Mundial de Refugio para Mujeres celebrada en Taiwán, donde expresó su opinión sobre la iniciativa en su lucha por acabar con la violencia de género.

Sin ir más lejos, en los últimos días fue noticia por dos motivos muy diferentes. La aspirante a actriz fue una de las 40 artistas que se subieron al escenario de un concierto de la cantante chilena Mon Laferte, llevando pancartas de reivindicación de la mujer. El de ella decía: “No es mi color de piel, mi clase social, mi cultura o mi preferencia sexual lo que determina quien soy, son mis valores”.

Mientras que el 31 de enero dará una conferencia en la mismísima Universidad de Harvard con entradas que ascienden a los 63 euros (70 dólares). Como lo leen. Yalitza, que hasta donde sabíamos estaba estudiando inglés en Nueva York, es una de las invitadas al The Mexico Conference, un evento organizado por la Asociación de Estudiantes Mexicanos de dicha universidad en donde se exponen diferentes realidad culturales, inconvenientes y oportunidades que enfrenta su país actualmente.

Que Yalitza lleva el adjetivo de activista junto a su nombre ya es un hecho. Actriz y activista en un año, tal y como reza el cartel que promociona su presencia en Harvard:

Incluso es una de las estrellas invitadas a los paneles activistas que celebrará el Festival de cine de Santa Barbara.

Reconozco que me lleve una grata sorpresa tras conocer el rumbo que tomó su vida desde que saliera de la puerta del teatro Kodak sin el Óscar bajo el brazo. Si bien su nombre está más presente en la actualidad mexicana, por estos lados casi le habíamos perdido la pista y es interesante descubrir que ha sabido utilizar la plataforma cimentada por Roma para dar visibilidad a luchas tan importantes como la representación de la mujer y los indígenas de su país, así como la batalla contra la violencia de género.

Si seguirá trabajando como actriz es un misterio. En un principio se rumoreó que podía ser una de las candidatas a la serie de Amazon, Hernán, en donde Óscar Jaenada interpreta a Hernán Cortés. Pero no fue más que un rumor. Existen también comentarios que apuntan a posibles proyectos, pero no hay nada confirmado. Ella misma dijo que “no pensaba que fuera actriz” cuando dio una entrevista a The Guardian en 2018. Sin embargo, no será una actriz de formación con experiencia trabajando en dicha profesión, pero su talento para transmitir un retrato íntimo dejando que la cámara capte la naturalidad con la que bañó a Cleo, bien la definen como una actriz nata.

Más historias que te pueden interesar: