Ana Patricia Rojo, la excelente villana de telenovelas que sobrevive con bajo perfil como emprendedora

·4  min de lectura

Es extraño que de repente, algunas figuras que parecían eternas en la pantalla, de pronto desaparecen de ellas, a veces sin explicación alguna, dejando un hueco en los televidentes. El caso de Ana Patricia Rojo es de esos.

Carismática desde pequeña, en los años 80 y 90, Ana Patricia inició su carrera a los 5 años de edad, era una figura emblemática en Televisa, habiendo crecido prácticamente frente a las cámaras, y es que pertenecía al abolengo actoral: Hija del famoso actor Gustavo Rojo y la ex Miss Perú Carmen Stein, sobrina de los estupendos Rubén Rojo y Pituka de Foronda, y nieta de la escritora Mercedes Pinto, debutó en cine en 'Los reyes del palenque' y desde entonces no miró atrás.

Su primera aparición en telenovelas fue en un papel pequeñito en 'Honrarás a los tuyos', al lado de Irma Lozano y después Ernesto Alonso la incluyó en el reparto de 'Al final del arcoiris' (la única telenovela que protagonizó la famosa vedette Olga Breeskin). De ahí participó como la pequeña Flora en un teleteatro que adaptó el macabro clásico 'Otra vuelta de tuerca' con Angélica Aragón, y en 'Juegos del destino', con Rocío Banquells y posteriormente saltó a la fama continental como Liliana, una niña fantasma en algunos capítulos de 'El Maleficio', la célebre telenovela de terror que marcó una época en México, y ya de adolescente, habiendo alcanzado casi el 1.80 de estatura, apareció al lado de Daniela Romo en 'El camino secreto' y en 'Dulce desafío' con Adela Noriega, en el controversial papel de Mirta Miranda, una joven alumna de internado que era una alcohólica en secreto.

A lo largo de su carrera, Rojo, hoy de 46 años, actuó en 28 telenovelas, resaltando su papel de la cruel Imperia Campuzano de la Cruz en 'Maria José' (aunque solo tenía 21 años cuando hizo ese papel, siendo muy joven, algo que se volvió su rúbrica ) y Penélope Linares en 'María la del Barrio' con Thalía (con quién protagonizó algunas espectaculares escenas de pleito en la ficción). También apareció en 'Esmeralda', 'Vivo por Elena', con Victoria Ruffo, fue una de las villanas de 'Destilando amor', le hizo la vida de cuadritos a Daniela Aedo en 'Carita de ángel', y destacó en muchas otras producciones de la televisora.

Su único protagónico le cayó de emergencia en la telenovela 'Mujer de madera', en la que entró en el papel principal cuando Edith González dejó de un día para otro a causa de su embarazo, y Emilio Larrosa la llamó de inmediato. Aunque hizo un trabajo estupendo, como es su costumbre, no tuvo el impacto esperado y la telenovela se cortó y nunca más volvió a ser protagonista, lo cual es una lástima.

Sin embargo, desde 2019 Ana Patricia está alejada de las telenovelas y los sets de televisión porque fue vetada por la cadena de televisión para la que trabajó durante décadas y con la que tenía hasta un contrato de exclusividad. Televisa decidió no renovarle su contrato de exclusividad en 2017 y luego, según revelaron varios medios del país, la vetó por haber aparecido en febrero de 2018 en los programas El Club de Eva y Ventaneando, ambos de TV Azteca, su principal competencia.

Tras perder su exclusividad, ha estado alejada del medio artístico y, teniendo dos hijas pequeñas qué criar, decidió mantener un perfil bajo. Su última aparición en la televisión fue en la bioserie 'La Guzmán' en 2019, en la que encarnaba a la madre del personaje de Erick Elías (nuevamente en un personaje para el que era demasiado joven). Desde entonces no ha participado en otro proyecto para la pantalla chica, por lo que sus seguidores se preguntan qué hace ahora.

Durante una entrevista para el programa de espectáculos De primera mano, con Gustavo Adolfo Infante y Mónica Noguera, la actriz confesó a que se dedicaba actualmente; a raíz de estos cambios en su vida, y en plena pandemia causada por la covid, la actriz decidió asociarse con una empresa brasileña que se especializa por vender productos de cuidado personal como licuados, cremas para adelgazar y todo lo relacionado a la pérdida y control de peso.

Ana Patricia declaró que se encuentra feliz de poder emprender por sí misma en algo que ayuda a personas que mejoren su salud y su autoestima y señaló que se mantiene activa con el programa 'Sin Tapujos', que se transmite por Facebook Live en donde aparece en conversaciones con otras personalidades. Sin embargo, aseguró que, una vez que sus hijas estén algo mayores y en clases, no descarta regresar a la actuación.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Demi Lovato también tendrá su propio podcast

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.