‘Qatargate’: el sospechoso clave Pier Antonio Panzeri se compromete a cooperar con la justicia

AFP - MARC DOSSMANN

El exeurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri firmó el martes un acuerdo con la fiscalía federal belga por el que se compromete a colaborar en la investigación sobre la presunta corrupción en el Parlamento Europeo a cambio de una pena de prisión "limitada".

"A través de este memorando", dijo la Fiscalía en un comunicado, Pier Antonio Panzeri "se compromete a informar a los investigadores y a la justicia, en particular sobre el modus operandi (del presunto fraude), los acuerdos financieros con terceros Estados, las construcciones financieras y los beneficiarios de las estructuras puestas en marcha y de las ventajas ofrecidas".

Sus declaraciones tendrán que ser "sustanciales, reveladoras, sinceras y completas" sobre su participación en los hechos reprochados y la de terceros, añade el texto.

Además, Pier Antonio Panzeri, actualmente encarcelado, también tendrá que informar a los investigadores sobre "la implicación de personas conocidas o aún no conocidas en el caso, incluida la identidad de las personas a las que admite haber sobornado", dice el acuerdo.

“Creo que la prioridad en este caso es la justicia. Porque estamos ante un caso penal, no ante un caso de normas parlamentarias internas que se han incumplido”, opina e eurodiputado francés Arnaud Danjean que celebra la aceleración de la parte judicial del escándalo.

A cambio de esta colaboración, prevista en Bélgica por una ley de 2018 sobre el estatuto del "arrepentido", "la pena en que incurra el señor Panzeri será efectiva, pero limitada".

“Incluirá prisión, una multa y la confiscación de todos los beneficios patrimoniales adquiridos, valorados actualmente en un millón de euros", reza el comunicado.

Grandes sumas de dinero en efectivo


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
El Parlamento Europeo abre proceso para quitar la inmunidad a los dos eurodiputados del 'Catargate'
‘Qatargate’: La justicia belga mantiene presa a la eurodiputada griega Eva Kaili
‘Qatargate’: cómo algunos países trataban de sobornar a los eurodiputados