Qatar 2022: el libertario Carlos Maslatón busca romper un récord y convertirse en el que más partidos vio en un Mundial

Carlos Maslaton en el estadio Lusail de Qatar
Carlos Maslaton en el estadio Lusail de Qatar - Créditos: @Matias Boela

DOHA (Enviado especial).- En la puerta del estadio de Lusail, donde Brasil debutó anoche con un claro triunfo frente a Serbia en el Mundial, Carlos Maslatón llega transpirado. Viene de ver el triunfo de la Portugal de Cristiano Ronaldo en el estadio 974. Un trayecto que fuera de la copa del mundo puede llevar menos de una hora, en plena competencia demora casi el doble, con la posibilidad cierta de no llegar a tiempo a ver un segundo partido en un mismo día.

EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES: sumate a Qatar al día, el newsletter con el resumen más completo de cada jornada mundialista

El abogado, tuitero y militante libertario se propuso una meta aquí en Doha: asistir a la mayor cantidad de partidos en un mismo Mundial. La organización inédita de una copa del mundo en una sola ciudad, puede permitirle lograr su cometido. Pero primero va a tener que pelear con el intenso tránsito que provoca que haya cuatro partidos en un día en una misma urbe y un “tiktokero” que quiere desbancarlo.

En una entrevista con LA NACION, asegura que tiene entradas para 44 encuentros para este Mundial Qatar 2022 en busca de romper el récord Guinness que ostenta un sudafricano desde el 2010, cuando estuvo presente en 31 partidos de aquella cita mundialista en la que se consagró España.

Carlos Maslatón en Qatar 2022 con su entrada para el partido de Brasil y Serbia
Carlos Maslatón en Qatar 2022 con su entrada para el partido de Brasil y Serbia - Créditos: @Matías Boela

Con un perfil mediático a través de las redes sociales, el referente de la Libertad Avanza, ahora distanciado de Javier Milei, se jacta ya de haber impuesto un nuevo récord: el 23 de noviembre vio los cuatro partidos disputados en esa jornada.

Desde una de las entradas al estadio Lusail, donde la Argentina cayó en su debut con Arabia Saudita el martes, Maslatón contó que sigue los mundiales “desde 1966″ y que comenzó a comprar las entradas para los partidos “en marzo cuando empezó la venta”. Sin embargo, comentó que para acceder a esa cantidad de boletos adquirió algunos paquetes de FIFA que ofrecían hasta 10 partidos en los que se incluían la final y una de las semifinales.

Su objetivo es ver la mayor cantidad de partidos de los 64 que tiene el Mundial. Y para eso, quiere aprovechar esta “oportunidad” que es la primera vez en 21 mundiales en que un país tan pequeño como Qatar tiene la sede, con los ocho estadios ubicados en un radio de no más de 40 kilómetros de distancia en la ciudad de Doha.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En ese sentido, criticó que quizás haya gente que busque superarlo con armas desleales. “Hay algunas personas, más que nada tiktokeros, que dicen que van a ir todos los partidos, pero es imposible porque algunos de la fase de grupos son en paralelo así que estás en un lugar o en otro”, se quejó de sus rivales por el Guinness: “Yo vengo a ver fútbol y me quedo los 90 minutos”.

Para lograr ese objetivo, alquiló una habitación en la zona del viejo mercado de Qatar y reservó un auto con chofer para viajar directamente entre los estadios, donde también almuerza para maximizar el tiempo.

Lo mejor y lo peor de Qatar 2022

Pese a que transcurrió menos de una semana desde la inauguración, Maslatón detectó tres problemas en la organización del Mundial: el transporte, el ingreso a los estadios y el aire acondicionado.

Carlos Maslatón en Qatar 2022
Carlos Maslatón en Qatar 2022 - Créditos: @Matías Boela

Sobre la manera de trasladarse por Doha, dijo que tanto “el subte como los autobuses no alcanzan para la cantidad de personas que hay”. Además, consideró que el viaje en auto también se dificulta porque los vehículos particulares “están trabados” en los accesos y las calles por el intenso tráfico.

El libertario, que esta semana realizó una producción para el canal de la FIFA para contar su inédita experiencia, se mostró disgustado con la entrada y la salida a los estadios porque la organización no está a la altura. Dice que “todos los días se cambia la forma de ingreso”, y que “cuando estás a 100 metros y parece que vas a entrar te obligan a rodear el estadio por casi uno o dos kilómetros”.

Y en tercer lugar, cuestionó el “excesivo” uso del aire acondicionado en los estadios ya que al estar en un invierno apacible, el sistema de refrigeración de los asientos no es agradable. “A la noche al aire libre no hace falta, pero abajo de cada asiento hay un chorro de aire que te congela”, argumentó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pese a todo, destacó que apoya que “este Mundial se haya hecho en Qatar, por razones políticas, debido a que es un país moderado del mundo árabe”. También halagó la comida de Medio Oriente aunque dice no estar en un “gira gastronómica” porque ya la conoce “muy bien” y “no hay tiempo”. Incluso vanaglorió la comodidad y diseño arquitectónico de los estadios: “Son increíbles deportiva y artísticamente”.

Precios de las entradas y el dólar en Qatar

Por otro lado, el abogado que es viral en Twitter con sus posteos sobre la copa del mundo, se refirió a cómo solventó los gastos del viaje y la compra de 44 entradas. “A mí no me paga ni el Gobierno, ni la oposición, ni nada, todo es con fondos propios, sin canjes ni nada”, indicó y detalló los precios de las entradas: “La más económica la conseguí a unos US$250 mientras que la más cara, US$1450″.

Consultado sobre el valor del cambio y la moneda en Qatar, aconseja para los que vienen desde la Argentina: “Lo mejor es viajar con dinero en efectivo y cambiarlo acá porque al cambio con la moneda qatarí (el Riyal) es 3,64 por cada dólar”. Aunque entiende que la mayoría de las personas que viajan al Mundial, en general, ya tienen todos los gastos pagos de antemano.

Coyuntura política desde Qatar

Por último analizó la política nacional desde Qatar, ya que dice que se mantiene informado todo el tiempo. Dijo que le preocupa lo que ocurre en la Argentina por algunas “indefiniciones gubernamentales”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y volvió a cargar contra su exaliado, Javier Milei: “Hoy lo escuché decir que podría llegar a ser el ministro de Economía de Patricia Bullrich si ganaba una interna”. No obstante, remarcó sus diferencias con el diputado nacional al decir que “lo que haría Milei es romper su organización y además cargarse a Juntos por el Cambio en ese proceso”.

Desde comienzo de año, Maslatón se distanció de la campaña presidencial de Milei por diferencias y por unas declaraciones cruzadas en las que el abogado criticó a Karina Milei, la hermana del diputado que trabaja a la par con Carlos Kikuchi, el exasesor de Domingo Cavallo que se sumó este año a las filas libertarias y que provocó que los legisladores Ramiro Marra y Eugenio Casielles sean desplazados del trabajo en campaña.