QAnon Shaman se niega a comer en la cárcel porque la comida no es orgánica

LA NACION
·2  min de lectura
Albert Watkins, letrado que representa a Jake Angeli, solicitó que su cliente sea liberado o que le den alimentos adecuados.
Fuente: Archivo

El final de la presidencia de Donald Trump quedó signado por la bochornosa toma del Capitolio. De esa escena violenta y escandalosa quedó grabada en la retina de millones de personas la imagen de Q-Shaman, uno de los extremistas que ingresó vestido con un sombrero con cuernos y piel. Detenido desde el 6 de enero, Jake Angeli, tal cual su nombre real, rechazó en más de una ocasión la comida de la prisión de Washington y exigió alimentos orgánicos. Ahora su abogado asegura que su salud se deteriora.

QAnon, el grupo que tomó el Capitolio y asegura que Trump lidera una guerra secreta contra los pedófilos

Tras haber asistido a diversas protestas con atuendos llamativos y extraños, Jake Angeli se ganó el apodo QAnon Shaman. Detenido desde el miércoles 6 de enero pasado, el extremista que participó de la toma del Capitolio se niega a ingerir la comida de la prisión de Washington porque no es orgánica. Y, como su salud se deteriora, recurrió a la Justicia para recibir lo que pide.

Albert Watkins, abogado defensor de Angeli, presentó un pedido formal en el que solicitó que su cliente fuese liberado o, bien, que le suministren los alimentos adecuados de acuerdo con las necesidades de su dieta. "Según el sistema de creencias y el estilo de vida chamánico de Jacob Chansley, los alimentos no orgánicos contienen sustancias químicas no naturales y, de consumirlos, actuarían como una 'intrusión de objetos' en su cuerpo y provocarían una enfermedad grave", escribió el letrado.

Revelan que los atacantes del Capitolio de EE.UU. querían "asesinar" a legisladores

De acuerdo con Watkins, las peticiones formuladas a la cárcel de Washington DC, en la que está detenido Angeli, fueron denegadas. No obstante los defensores continúan con su tarea.

En distintas ocasiones, los abogados de Angeli buscaron responsabilizar de las acciones de QAnon Shaman en el Capitolio al mismísimo Donald Trump. Además, los defensores aseguraron que su cliente actuó de manera pacífica durante la revuelta.

En sus 220 años de historia, el Capitolio fue escenario de violencia, pero nunca como lo que vimos ayer

Angeli se declaró inocente este viernes ante la Justicia. El activista negó los cargos de obstrucción de un procedimiento oficial, irrupción violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio.