“QAnon Shaman” habla acerca de su arrepentimiento por el ataque al Capitolio desde la cárcel

·2  min de lectura

El atacante acusado del 6 de enero Jacob Chansley, también conocido como el “QAnon Shaman”, ha expresado su arrepentimiento por sus acciones hace un año.

El hombre de 34 años, que fue sentenciado a 41 meses de cárcel en noviembre por el ataque al Capitolio de los Estados Unidos, dijo en una entrevista reciente desde la cárcel que “en realidad intentó, en más de una ocasión, calmar a la multitud, pero nomás no funcionó”.

Chansley dijo a Inside Edition: “En retrospectiva, una cosa que puedo decir que lamento es no haber fungido en son de asegurar que hubiera mucha más paz ese día. Si hubiera sabido lo que iba a pasar, habría intervenido antes de que se rompiera cualquier barricada”.

Sus comentarios se producen a pesar de las imágenes ahora famosas en todo el mundo de Chansley de pie con el torso desnudo en la cámara del Senado el 6 de enero de 2021, mientras aúlla y canta con su casco con cuernos puesto y su cara pintada con los colores de EE.UU.

Se ha argumentado que, a pesar de su admisión de arrepentimiento, la figura que era conocida como el “QAnon Shaman” antes del motín en era una especie de figura líder los en los círculos de teorías de conspiración y para muchos de los que participaron en los disturbios del 6 de enero.

Sin embargo, su abogado defensor, Albert Watkins, dijo en el tribunal durante la sentencia de Chansley en noviembre que su cliente no podía ser “un insurrecto” debido a su apariencia salvaje.

“¿Un insurrecto? Busquen la palabra en el diccionario. ¿Van a seguir al tipo que está desnudo, con pezones tatuados, después de pasar horas afuera en DC, con cuernos, pintura facial y un pelaje y decir, sí, ese es el tipo que quiero, lo voy a seguir?” dijo Watkins.

“A menos que estés fumando crack, lo cual, ya saben, no es malo de vez en cuando”.

Chansley agregó en su reciente entrevista que, en cuanto a ser “la cara, [del 6 de enero], eso es algo que me hicieron los medios. Yo no me hice nada”.

Estará sujeto a 36 meses de libertad supervisada cuando salga de la cárcel, lo que podría ocurrir antes de las próximas elecciones. Eso es a menos que una apelación tenga éxito sobre la base de la presunta “abogacía ineficaz” de Watkins.

Watkins llamó a los atacantes del Capitolio “un montón de p***s retrasados” y “personas con daño cerebral” mientras representaba a Chansley, quien fue sentenciado después de acordar un acuerdo de culpabilidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.