Putin se encamina a un cuarto mandato, la oposición denuncia fraudes

Un colegio electoral de Moscú el 18 de marzo de 2018

Por: Anna MALPAS, Maxime POPOV

Los colegios electores cerraron este domingo en Moscú y en las grandes ciudades de Rusia, donde Vladimir Putin se encaminaba a un cuarto mandato tras una jornada marcada por las acusaciones de fraude formuladas por la oposición.

Los primeros sondeos a pie de urna se divulgarán poco después de las 18H00 GMT, hora en la que cerrarán las últimas oficinas de voto en el enclave ruso de Kaliningrado, y los resultados parciales se conocerán durante la noche.

El presidente ruso, de 65 años, que lleva en el poder desde el año 2000, obtendrá previsiblemente un cuarto mandato hasta 2024, pero la oposición lo acusó de inflar la participación con métodos fraudulentos para legitimar unos comicios sin ningún suspense.

Poco después de las 16H00 GMT, a menos de dos horas del cierre de los últimos colegios electorales, la participación era del 59,5%, según la Comisión Electoral, un nivel más alto que a la misma hora en 2012, cuando Putin regresó al Kremlin tras su paso por el puesto de primer ministro.

El principal opositor, Alexei Navalni, apartado de las elecciones por una condena judicial, acusó al Kremlin de aumentar artificialmente la movilización rellenando las urnas u organizando el transporte masivo de electores hacia los colegios electorales.

“Necesitan participación. El resultado es que la victoria de Putin con más del 70% [de los votos] se ha decidido de antemano”, dijo Navalni a la prensa, asegurando que la participación real era inferior a la de 2012.

La oenegé Golos, especializada en la vigilancia de elecciones, ofreció un mapa de los fraudes en su sitio web, en el que denunciaba a las 17H00 GMT 2.472 irregularidades como el relleno de urnas, votos múltiples u obstáculos a la labor de los observadores

La presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfilova, consideró sin embargo “que no había tanta irregularidades”.

El equipo de campaña de Putin anunció, por su parte, 200 irregularidades. Un portavoz de éste, Andrei Kondrachov, añadió “que hubo provocaciones (…) destinadas a desacreditar las elecciones.

Las autoridades hicieron una campaña masiva de información e incitación al voto, facilitando el voto fuera de las circunscripciones de residencia pero también, según la prensa, presionando a funcionarios o estudiantes para que voten.

Según militantes de la oposición, la policía trasladó electores en autobús hacia los colegios electorales y se distribuyeron cupones de reducción entre los electores.

– Estabilidad –

Putin suma, según los últimos sondeos, el 70% de intención de voto.

Su principal adversario, el candidato del Partido Comunista Pável Grudinin obtendría el 7% de los votos, según el instituto VTSIOM, y el tercero en liza, el ultranacionalista Vladimir Zhirinovski, alrededor del 5%. Los otros cinco candidatos conseguirán un resultado marginal, según la misma fuente.

El gran ausente en la elección presidencial, Navalni, no pudo participar debido a una condena por malversación de fondos, que denuncia como una maniobra orquestada por el gobierno.

El popular bloguero, que cuenta con una fiel base de seguidores en todo el país, había llamado a boicotear las elecciones y enviado a más de 33.000 observadores a los colegios electorales.

Putin es elogiado por haber devuelto la estabilidad al país tras la caótica década de 1990, aunque según sus detractores a costa de las libertades individuales.

“Los últimos cuatro años tuvimos las sanciones (occidentales), pero también construimos mucho, nuevas fábricas abrieron, la inflación es baja”, explicó a la AFP Olga Matiunina, una electora de Putin, de 65 años.

“Todo el mundo sabe que será elegido. Ya no da ganas (ir a votar) y tenemos la sensación de que nada depende de nosotros”, indicó por su lado Boris, de 39 años, entrevistado en San Petersburgo.

– Voto bloqueado en Ucrania –

La última semana de campaña estuvo marcada por un nuevo pico de tensión entre Moscú y Occidente debido al envenenamiento en Inglaterra del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija.

Moscú anunció el sábado la expulsión de 23 diplomáticos británicos en represalia por una medida similar adoptada por Londres.

Esta elección se celebra simbólicamente cuatro años después de la ratificación de la anexión de la península de Crimea a Rusia, decidida al término de un referéndum considerado ilegal por Kiev y por las potencias occidentales.

Kiev bloqueó el voto de electores rusos establecidos en Ucrania. Decenas de policías y militantes nacionalistas bloqueaban el domingo el acceso a los consulados rusos en varias ciudades.