Putin se reunirá con líderes de Armenia y Azerbaiyán

RUSIA-ARMENIA-AZERBAIYÁN (AP)
RUSIA-ARMENIA-AZERBAIYÁN (AP)

El presidente ruso Vladimir Putin recibirá a los gobernantes de Armenia y Azerbaiyán para tratar de negociar un arreglo al conflicto entre los dos vecinos, dijo el viernes el Kremlin.

Las negociaciones reflejan un intento de Moscú de aumentar su influencia en la región en medio de crecientes gestiones mediadoras por Estados Unidos.

Las conversaciones de Putin con el primer ministro armenio Nikol Pashinyan y el presidente azerbaiyano Ilham Aliyev fueron programadas para el lunes en la residencia de Putin en Sochi, en el Mar Negro.

El Kremlin dijo que los líderes discutirían la implementación de un acuerdo de paz del 2020 mediado por Rusia y “nuevos pasos para fortalecer la estabilidad y la seguridad en el Cáucaso”, y añadió que “los asuntos relacionados con la restauración y el desarrollo de lazos comerciales, económicos y de transporte también serán discutidos”.

Armenia y Azerbaiyán han estado trabados en un conflicto de décadas sobre la región de Nagorno-Karabaj, que está dentro de Azerbaiyán, pero bajo control de fuerzas de la etnia armenia apoyadas por Ereván desde que una guerra separatista allí concluyó en 1994.

En una guerra de seis semanas en el 2020, Azerbaiyán capturó vastas secciones de Nagorno-Karabaj y territorios adyacentes que habían estado en poder de fuerzas armenias durante decenios. Más de 6.700 personas murieron en los combates, que concluyeron con un acuerdo de paz auspiciado por Rusia. Moscú desplegó unos 2.000 soldados en la región como fuerza de paz.

Una nueva ronda de hostilidades estalló en septiembre, cuando más de 200 soldados de ambas partes murieron en dos días de fuertes combates. Armenia y Azerbaiyán se culparon mutuamente por la reanudación de la violencia.

Rusia es el principal aliado de Armenia, Mantiene una base militar en el país, pero tiene también lazos estrechos con Azerbaiyán.

Tras los combates más recientes, algunos funcionarios armenios expresaron consternación por el hecho de que Rusia no dio pasos más decisivos para ayudar a proteger los intereses de Armenia, que es miembro de una alianza de seguridad de varias naciones antiguamente soviéticas.