Putin dice que recibirá vacuna rusa contra el COVID-19 cuando sea posible

·3  min de lectura
Periodistas asisten a la conferencia de prensa anual de fin de año del presidente ruso Vladimir Putin, celebrada en línea en modo de videoconferencia, en Moscú, Rusia.

MOSCÚ, 17 dic (Reuters) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo el jueves que no ha sido inoculado aún con la vacuna producida por su país contra el COVID-19, pero que lo hará cuando sea posible.

En su conferencia de prensa anual, Putin también indicó que Rusia debía elevar la producción de su vacuna Sputnik V y que algunos de sus componentes podrían fabricarse en el extranjero.

Rusia inició este mes las inoculaciones con Sputnik V a los médicos y otros trabajadores de primera línea en Moscú, y ya se han vacunado más de 200.000 personas en todo el país.

"En cuanto a la necesidad de la vacunación masiva o universal, creo que esto debería hacerse (...), es exactamente lo que debería crear inmunidad en la población de todo el país", afirmó Putin, de 68 años.

El líder ruso está haciendo todo lo posible para no contraer el coronavirus y ha gobernado el país más grande del mundo principalmente desde su residencia a las afueras de Moscú, en lugar de trabajar desde el Kremlin.

En declaraciones realizadas en su conferencia de prensa anual, Putin indicó que ciudadanos de otros grupos etarios están recibiendo la vacuna rusa contra el COVID-19 antes de que él pueda tener acceso a ella.

"Soy una persona que se ajusta bastante a la ley", afirmó al ser preguntado sobre si se había administrado la vacuna. "Escucho las recomendaciones de nuestros especialistas. Así que no he recibido la inyección aún, pero la recibiré, por supuesto, en cuanto sea posible".

"Nuestra vacuna es eficaz y segura, por lo que no veo ninguna razón para no vacunarme", añadió.

El mandatario ruso declaró que confiaba en que un plan para que la farmacéutica británica AstraZeneca pruebe una combinación de su vacuna con la rusa Sputnik V dará resultados.

"Nuestros colegas extranjeros, gracias a Dios, también se han vuelto hacia nosotros y están listos para cooperar en un área donde algo no les está funcionando", dijo.

Putin afirmó que Rusia necesitaba concentrarse en aumentar la capacidad de producción mediante la construcción de fábricas, equipos y empresas. "Nada nos impide producir los componentes de la vacuna en instalaciones en el extranjero".

La maratónica conferencia de prensa anual, que se espera dure hasta cuatro horas, estuvo dominada por preguntas sobre la pandemia de periodistas y ciudadanos reunidos en estudios en toda Rusia.

Dos horas después, con Putin todavía en pleno discurso, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, instó a los participantes a cambiarse las máscarillas.

Peskov dijo en junio que para proteger al líder ruso del coronavirus se implementaron túneles especiales de desinfección por los que debe pasar cualquier persona que vaya a su residencia o se reúna con él en el Kremlin.

Asimismo, Putin es analizado de forma regular para ver si tiene el virus, agregó Peskov.

Rusia ha registrado más de 2,7 millones de infecciones y 49.000 muertes desde el comienzo de la pandemia.

Datos publicados esta semana hallaron que la vacuna Sputnik V -que fue aprobada por los reguladores rusos en agosto, después de menos de dos meses de pruebas en humanos- tiene una efectividad del 91,4%.

(Reporte de Vladimir Soldatkin, Andrew Osborn y Anastasia Lyrchikova; escrito por Gabrielle Tétrault-Farber; editado en español por Carlos Serrano/Janisse Huambachano)