Putin dice que “no habría ganadores” en una guerra nuclear y nunca debería iniciarse un conflicto de este tipo

·3  min de lectura

Vladimir Putin lanzó una advertencia explícita contra un conflicto nuclear mientras la ONU dice que el mundo “se acerca a la catástrofe”.

El líder ruso señaló que “no habría ganadores” en una guerra nuclear y que nunca debería iniciarse un conflicto de este tipo.

Hizo estas declaraciones en una carta dirigida a una conferencia sobre el TNP (Tratado de no proliferación nuclear).

“Partimos del hecho de que no puede haber vencedores en una guerra nuclear y que esta nunca debe desencadenarse, y defendemos una seguridad igual e indivisible para todos los miembros de la comunidad mundial”, escribió.

Sus comentarios llaman la atención en un momento en que la preocupación mundial por un enfrentamiento nuclear ha aumentado tras la invasión rusa de febrero.

En un discurso tras la invasión, Putin se refirió al arsenal nuclear de Rusia y advirtió a las potencias exteriores contra cualquier intento de injerencia en Ucrania.

“Quien intente obstaculizarnos... debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata. Y le llevará a unas consecuencias que nunca ha encontrado en su historia”, aseveró.

La conferencia también contó con la intervención del jefe de las Naciones Unidas, quien advirtió al mundo que “la humanidad está a un solo malentendido, a un solo error de cálculo, de la aniquilación nuclear”.

El Secretario General, Antonio Guterres, hizo esta advertencia en la apertura de la largamente retrasada reunión de alto nivel para revisar el histórico tratado de 50 años de antigüedad, cuyo objetivo es evitar la propagación de las armas nucleares y lograr un mundo libre de ellas.

Citó en particular la guerra de Ucrania y la amenaza de las armas nucleares en los conflictos de Medio Oriente y Asia, dos regiones “que se acercan a la catástrofe”.

Pidió a los participantes en la conferencia que reforzaran y reafirmaran urgentemente “la norma de 77 años de antigüedad contra el uso de armas nucleares”; que trabajaran sin descanso hacia la eliminación de las armas nucleares, con nuevos compromisos de reducción de arsenales; que abordaran “las tensiones latentes en Medio Oriente y Asia”; y que promovieran el uso pacífico de la tecnología nuclear.

“Las generaciones futuras cuentan con su compromiso de alejarse del abismo”, declaró a los ministros y diplomáticos. “Este es nuestro momento para superar esta prueba fundamental y levantar la nube de la aniquilación nuclear de una vez por todas”.

En vigor desde 1970, el Tratado de no proliferación, conocido como TNP, cuenta con la mayor adhesión de todos los acuerdos de control de armas, con 191 países como miembros.

En virtud de sus disposiciones, las cinco potencias nucleares originales -EE.UU., China, Rusia (entonces la Unión Soviética), el Reino Unido y Francia- acordaron negociar para eliminar con el tiempo sus arsenales y las naciones sin armas nucleares se comprometieron a no adquirirlas a cambio de una garantía para poder desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos.

India y Pakistán, que no se adhirieron al TNP, eventualmente consiguieron la bomba. Se cree que Israel, que no es signatario, tiene un arsenal nuclear, pero no lo confirma ni lo niega.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.