Putin quiere hablar con Erdogan sobre el acuerdo de exportación del grano ucraniano

·2  min de lectura

El presidente ruso, Vladimir Putin, prevé hablar con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, del acuerdo que permite a Ucrania exportar grano, y que cada vez es más criticado por Moscú, informó el viernes el Kremlin.

Volver a hablar del acuerdo de Estambul "es posible, necesario y ya se está preparando una conversación entre Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Esta conversación ha tardado demasiado", prosiguió, añadiendo que estaba prevista al margen de una cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái el 15 y 16 de septiembre en Samarcanda, Uzbekistán.

Este acuerdo, concluido el 22 de julio en Estambul, permitió desbloquear las exportaciones de grano ucraniano, que hasta entonces estaban paralizadas por la ofensiva rusa, suscitando el temor a una crisis alimentaria mundial.

Pero Rusia afirma que sus propias exportaciones de alimentos y fertilizantes siguen sufriendo las sanciones occidentales contra Moscú por su intervención militar. También acusa a los países europeos de acaparar la mayoría de cereales exportados de Ucrania.

Estas críticas del Kremlin siembran incertidumbre sobre el futuro de este acuerdo, que tiene una duración de cuatro meses con la posibilidad de ser reconducido.

El miércoles, Putin afirmó que las exportaciones ucranianas iban en gran parte hacia Europa y no hacia los países, unas acusaciones que Kiev desmintió.

Moscú critica sobre todo a los países occidentales por obstaculizar sus exportaciones debido a las sanciones que, aunque no están destinadas directamente a los productos agrícolas rusos, sí perturban los procesos financieros y logísticos.

Hay que "desbloquear la situación respecto al acceso de los productos rusos a los mercados internacionales (...). Esta cuestión sigue sin haber sido resuelta", insistió el viernes Peskov.

"Esta situación tiene que cambiar y nosotros la haremos cambiar, teniendo en cuenta que se acerca la fecha del fin (del acuerdo), en noviembre", declaró por su parte el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Andrei Rudenko.

"Nuestra decisión sobre su extensión dependerá también de la forma en que se apliquen sus componentes (...). Lamentablemente, su puesta en marcha no se lleva a cabo exactamente como estaba previsto", dijo, citado el viernes por la agencia de noticias rusa Ria-Novosti.

bur/thm/es/eg