Putin felicita a las "queridas mujeres, lo mejor en el mundo"

Moscú, 8 Mar (Notimex).- El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó hoy, Día Internacional de la Mujer, a "nuestras madres, esposas, hijas, amigas y colegas", a las que les dijo que son "queridas mujeres, lo mejor en el mundo".

Estamos sorprendidos por su amor sin egoísmo, profunda compasión y cuidado de sus familiares con alegría y paciencia. Es muy importante que estos valores pasen de generación en generación, y que las hijas aprendan de las madres esa actitud de vida, añadió.

En su mensaje, transmitido en vivo por el canal 24 de la televisión rusa, se dijo profundamente agradecido a las mujeres que se consagran a sus hijos. Consagrarse a los hijos es el más responsable, difícil y noble trabajo con recompensa que existe, añadió.

Les deseo felicidad con todo mi corazón. ¡Felicito a todas las mujeres de Rusia! Les deseo salud, amor y felicidad, subrayó en sus parabienes.

En Rusia la apertura a la participación laboral femenina va lento, como lo muestra que apenas a fines de diciembre existían 456 actividades donde las mujeres tienen prohibida su participación.

Se trata de una prohibición introducida en 1974, aún en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), pero que el propio Putin actualizó en 2000. Por ejemplo, no pueden ser conductoras de camiones de carga o trenes, ni tampoco pueden solicitar su alta en la Armada, recordó The Moscow Times.

Según se pensaba en la era soviética, las actividades físicas extremas o el trabajo peligroso es inconveniente para las mujeres, sobre todo ante la prioridad que el Estado da a la concepción.

Desde el 1 de enero pasado sólo suman 100 las actividades vedadas a las mujeres, con lo que los ferrocarriles ya comenzaron a preparar a mujeres como asistentes de conductores, un programa previsto para concluir el próximo junio.

Entre las actividades prohibidas figuran aún manejo de productos químicos peligrosos, buceo, minería, bomberas, soldadura o mecánicas de aviación. En materia política, las titulares del Banco central y el liderazgo de la Cámara Baja parlamentaria están en manos de mujeres, pero en ese mismo parlamento solo 15 por ciento de los asientos son de féminas.

Nuestro gobierno no quiere ver a las mujeres a la par que los hombres, porque las consideran incubadoras y así lo declaran desde las más altas tribunas, dijo al rotativo Svetlana Medvedeva, una archivista.

Se trata de estereotipos que no son sencillos de eliminar y para empezar habría que comenzar con la forma en que se educa a los niños, acotó.

-Fin de nota-

NTX/I/JEH/JGM