Putin espera analizar con Erdogan el acuerdo sobre el grano la próxima semana

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente ruso, Vladimir Putin, llega para una reunión con el primer ministro armenio Nikol Pashinyan al margen del Foro Económico Oriental 2022 en Vladivostok, Rusia

MOSCÚ, 9 sep (Reuters) - El Kremlin dijo el viernes que espera que el presidente Vladimir Putin y su homólogo turco, Tayyip Erdogan, debatan la aplicación de un acuerdo sobre las exportaciones de grano ucraniano, que ambos han criticado, cuando se reúnan en Uzbekistán la próxima semana.

Putin dijo el miércoles que Rusia y el mundo en desarrollo habían sido "engañados" y que buscaría enmiendas a los términos del acuerdo, que expira en noviembre, antes de que sea prorrogado.

"Una conversación entre Putin y Erdogan es posible y necesaria. Esperamos que tenga lugar en Samarcanda", dijo Peskov, en referencia a la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái que se celebrará la próxima semana en Uzbekistán.

El acuerdo de julio para desbloquear las exportaciones de grano ucraniano desde sus puertos del mar Negro fue negociado por Turquía y las Naciones Unidas. Sigue siendo el único avance diplomático significativo en el conflicto de seis meses de duración.

Peskov repitió el viernes las afirmaciones de Putin que el acuerdo sobre el grano era injusto para los países más pobres porque la mayoría de los envíos se dirigían a Europa y otros países ricos.

"Los acuerdos se están aplicando, pero la forma en que se están aplicando no da ningún beneficio específico a los países pobres", dijo Peskov.

Un portavoz de la Iniciativa de Grano del mar Negro de la ONU dijo el miércoles que el 30% del grano y otros alimentos que habían salido de Ucrania habían ido a parar a países de ingresos bajos y medios.

Pero Naciones Unidas también ha dicho que el acuerdo de exportación es una operación comercial —no humanitaria— impulsada por el mercado.

Muchos de los cerca de 100 barcos que han salido de Ucrania llevaban meses varados por el bloqueo, sin poder mover los cargamentos contratados. La mayoría estaban cargados de maíz y reservados por los países desarrollados para ser utilizados como alimento para animales o biocombustibles.

Peskov también dijo que había que tomar más medidas para ayudar a Rusia a exportar sus propios productos agrícolas.

Occidente no ha impuesto sanciones a los alimentos o fertilizantes rusos, pero Moscú afirma que las sanciones logísticas y las restricciones a la entrada de barcos rusos en los puertos occidentales o a la obtención de seguros restringen el acceso de Rusia a los mercados mundiales.

Moscú afirma que la flexibilización de estas restricciones era una parte clave del acuerdo sobre el mar Negro.

"Esta cuestión no se ha resuelto. Será el tema de una conversación específica", dijo Peskov.

(Información de Reuters; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)