Putin destaca que armenios y azerbaiyanos cumplen el acuerdo del Karabaj

Agencia EFE
·2  min de lectura

Moscú, 17 nov (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, destacó hoy que armenios y azerbaiyanos están cumpliendo con el acuerdo tripartito sellado hace una semana para poner fin a la cruenta guerra en Nagorno Karabaj, que se cobró la vida de varios miles de personas, entre militares y civiles.

"Lo importante es que los acuerdos se están respetando. Los combates se han detenido por completo y la situación se está estabilizando. Por tanto, se han creado las condiciones para una solución a largo plazo y a gran escala de la crisis, por cierto, sobre una base justa, en interés de los pueblos azerbaiyano y armenio", dijo Putin al inaugurar la cumbre telemática de BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Moscú facilitó hace una semana un acuerdo entre Ereván y Bakú que puso fin a 44 días de guerra en el Karabaj y que establece, entre otros elementos, la devolución por parte de Armenia de varios de los territorios que ocupó en la guerra de 1992-1994.

"La parte rusa adoptó grandes esfuerzos para ayudar a frenar las acciones militares entre sus dos países amigos y animarlos a alcanzar un compromiso", añadió Putin.

Resaltó que uno de los aspectos del acuerdo es el despliegue de un contingente de paz ruso, que ya ha iniciado sus labores en el Karabaj, adonde han comenzado a regresar tímidamente algunos de sus habitantes.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, viajó hoy al distrito de Fizuli, uno de los primeros reconquistados por las tropas azerbaiyanas en la zona de seguridad adyacente al Karabaj.

Alíev puso la primera piedra de la carretera que unirá Fizuli con la histórica ciudad karabají de Shushá, tomada por el Ejército azerbaiyano justo antes de la firma del acuerdo patrocinado por Rusia.

A su vez, descartó la concesión de un posible estatus especial al Karabaj, más de la mitad de cuyo territorio pasó a ser controlado ahora por Bakú, algo que el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, consideró hoy una prioridad.

El líder de la república separatista del Karabaj, Araik Arutiunián, supervisó la construcción de la carretera que unirá la capital, Stepanakert, con el corredor de Lachín, que enlazará el territorio con Armenia.

(c) Agencia EFE