La inteligencia ucraniana afirma que Putin tiene cáncer "y no le queda mucho tiempo de vida”

El presidente de Rusia, Vladímir Putin
El presidente de Rusia, Vladímir Putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin

El jefe de los servicios de Inteligencia militar de Ucrania, Kirilo Budanov, ha afirmado que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, está enfermo de cáncer y ha asegurado que al mandatario no le queda mucho tiempo de vida.

“Por supuesto. Ha estado enfermo durante mucho tiempo”, ha respondido ante una pregunta sobre el estado de salud del mandatario ruso durante una entrevista con la cadena ABC recogida por la agencia de noticias Ukrinform.

Aleksei Arestovich, uno de los asesores del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ya se posicionó en el mismo sentido en el mes de junio, cuando apuntó que Putin padecía cáncer de huesos.

“Sé con certeza desde el año 2020 que (Putin) realmente tiene cáncer, algo así como un sarcoma (...) Todavía tiene una serie de problemas graves en la columna vertebral y otros órganos”, expresó Arestovich.

Sin embargo, en aquella ocasión, el asesor de Zelenski pronosticó que el mandatario ruso podría fallecer de aquí a “un par de años”, a diferencia de las citadas declaraciones del jefe de los servicios de Inteligencia militar ucraniana en las que predice que a Putin “no le queda mucho tiempo de vida”.

Anteriores especulaciones acerca del estado de salud de Putin

El estado de salud de Putin ha sido motivo de especulación desde hace meses después de que se le haya visto en varias comparecencias públicas con aparentes problemas de movilidad, unas sospechas que resurgieron especialmente tras el encuentro que mantuvo en el Kremlin con el presidente francés, Emmanuel Macron, en febrero.

De hecho, en el mes de junio, una filtración a la prensa del servicio de Inteligencia del Reino Unido deslizó la posibilidad de que Putin sufra párkinson y cáncer. En esa fecha también se conoció otra información procedente de fuentes no identificadas de la Inteligencia de Estados Unidos en la que se señalaba que el mandatario ruso habría sido tratado de un cáncer avanzado en el mes de abril de 2022, apenas dos meses después de que diera comienzo la invasión rusa de Ucrania.

Por el contrario, en el mes de julio, el jefe de la CIA, William Burns, resaltó que no existen pruebas que sugieran que Putin esté enfermo. “Por lo que puedo decir, está demasiado sano”, subrayó entonces.

No obstante, Burns, tras pronunciar esas palabras durante el Foro de Seguridad de Aspen (Estados Unidos) aclaró que sus valoraciones “no suponen un juicio de (los servicios de) Inteligencia”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR