Putin amenaza con cortes de gas y petróleo si Occidente limita los precios

·4  min de lectura

El presidente de la Federación Rusa compareció en el Foro Económico Oriental y expresó que la Unión Europea haría una “tontería” si le pone un tope al coste de crudo y gas, afirmando que no suministrará combustible contra los propios intereses rusos. El mandatario aseguró que económicamente el país está estable y que algunas empresas “se apresuraron” en salir. Putin mencionó la situación del Nord Stream 1 y 2, la planta de Zaporizhia y la exportación de grano.

Este miércoles 7 de septiembre, Vladimir Putin habló en el marco del VI Foro Económico Oriental que se está desarrollando en Vladivostok. Allí hizo énfasis en criticar las actitudes que Occidente ha tenido contra Rusia desde que estalló la guerra en Ucrania.

El jefe de Estado ruso calificó que la propuesta de la Unión Europea sobre limitar el precio del gas ruso sería una “tontería” y una “iniciativa sin futuro” que generaría un incremento en el coste.

Además, el mandatario advirtió que, si bien están dispuestos a cumplir sus contratos, cortarán el envío de gas, petróleo y carbón si el club comunitario instaura un tope al precio de los productos.

“Existen compromisos establecidos en los contratos de suministro y si se toma algún tipo de medida política que los contradiga, simplemente no los cumpliremos”, aseveró.

“No suministraremos absolutamente nada si esto contradice nuestros intereses”, recalcó.

Putin culpó a los países europeos de generarse a sí mismos una crisis energética y un encarecimiento de la vida de sus habitantes.

“Ellos mismos han creado el problema y ahora no saben qué hacer”, manifestó, agregando que antes tenían una “ventaja competitiva” con los envíos de Rusia por sobre los de Estados Unidos, siendo estos menos rentables.

Por caso, expuso el ejemplo de Alemania y sus controversias con los canales del Nord Stream 1, que ha disminuido su emisión por supuestos problemas técnicos, y el 2, el cual nunca se habilitó por decisión de Berlín.

“El Nord Stream tiene una fuga, es un potencial incendio. Está prácticamente cerrado ahora y todos dicen que Rusia utiliza esto como un arma. Es un sin sentido y una tontería”, enfatizó. “Danos una turbina y encenderemos Nord Stream 1 mañana”, añadió.

Además, sobre el Nord Stream 2, Putin afirmó que no funciona por una decisión de Alemania, “presionado por Estados Unidos” y que, si lo desean, están listos para activarlo “mañana mismo, todo lo que hay que hacer es presionar un botón”.

En tanto que subrayó que Moscú no tendrá problemas en encontrar clientes que estén interesados en sus hidrocarburos gracias a la “muy alta demanda” en mercados mundiales, como China.

Rusia, víctima de “agresiones económicas y financieras de Occidente”

Vladimir Putin también se refirió al marco económico que vive el país tras “la fiebre sancionadora” que impulsó Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, el presidente describió la versión positiva del panorama a pesar del asedio económico que sufrió desde que decidió invadir el territorio ucraniano.

A pesar de que “Rusia se enfrenta a la agresión económica, financiera y tecnológica de Occidente”, el jefe de Estado enumeró que “los mercados financieros y de divisas se estabilizaron”, la inflación va a la baja y la tasa de desempleo está “en un mínimo histórico”.

Las preocupaciones pasan mayormente por las industrias y las regiones productivas que se dedicaban a insumos que se exportaban a Europa.

“El panorama es mucho más optimista que al principio de la primavera”, contó y expresó que las empresas extranjeras que salieron se “apresuraron”.

“Creyeron que nuestro país sufriría, pero estamos viendo cómo la producción y los empleos en Europa cierran uno tras otro. Una de las razones es la ruptura de los lazos comerciales con Rusia”, enfatizó.

La guerra en Ucrania, Zaporizhia y la exportación de granos

Putin también dio su parecer respecto a la operación militar que Moscú mantiene en suelo ucraniano, con los focos puestos en la situación que atraviesa la planta nuclear de Zaporizhia, donde el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) hizo una visita para evaluar las condiciones.

El presidente rechazó la versión de que haya equipos militares en el complejo y negó riesgos de que se salga de control.

No obstante, elogió a la OIEA y a su director, Rafael Grossi.

“Es una organización internacional muy responsable y el líder es una persona muy profesional”, calificó. Empero recalcó que están bajo la presión de los países en los que funcionan, como Estados Unidos y naciones europeas.

Sobre la exportación de cereales anunció que hablará con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para monitorear los destinos de los barcos que salen de los puertos ucranianos, porque “los países más pobres” no tienen acceso a los alimentos.

“Solo 2 de 87 barcos van a las naciones en vías de desarrollo”, puntualizó.

Además, Putin resaltó el rol de Ankara en el abastecimiento de granos a nivel mundial para colaborar en que no se produzca una “catástrofe humanitaria inédita” y acusó a Occidente de “engañar una vez más” a los países más necesitados.

Con EFE y Reuters