Punta del Este: la ruta gastronómica que sí o sí hay que recorrer

LA NACION

PUNTA DEL ESTE.- Se sabe, en José Ignacio, en Manantiales y en La Mansa, se ven los mejores atardeceres de Sudamérica. De la misma forma, se sabe que allí también existe una oferta gastronómica de lujo que nadie quiere perderse.

Es un ritual de los veraneantes esteños volver a los restaurantes clásicos a pedir el plato de la casa, pero también lo es descubrir las novedades que llegan cada año. Con el fin de acompañar esa experiencia, Santander ofrece a sus clientes una riquísima ruta gastronómica con un 30% de descuento con Tarjeta Santander de crédito Black y Tarjeta Santander Select de débito (aplica a Black y Platinum) y hasta un 25% de descuento con Tarjeta Santander de crédito Platinum y Gold, todos los días, sin tope y en el acto.

En el puerto

Un plan imperdible es una comida en el puerto. Al mediodía, al atardecer o a la noche. Para disfrutarlo, Guappa ofrece una terraza con una vista privilegiada del puerto de Punta del Este. Si se anda por ahí, les recomendamos no perderse la fondue de camarones. En Isidora el volcán de chocolate y algún vino de la renovada cava con más de 300 etiquetas son el hit de la casa.

Porto 5, Napoleón, Moby Dick, Punta Salina, Ramona, Ártico, La Marea, II Porto Gelatería, Piazzarella, Oscar, Restaurante Andrés, Aromas café, Chelatto, Detox, Minuto Gourmet, Re rico, Beef house, L´Galeon,Bruto Bar, Cake pop, Connection, Factory, La Ferneceria, La Toscana, Quedate Pancho, Ragazza, Tiburón 3 y Tommy Bistró, son otros de los lugares que se pueden disfrutar con los descuentos de Santander.

En La Mansa

Si el plan de playa es en La Mansa, nada mejor que pasarlo en I´marangatú. Su fama de contar con manjares del Este se confirma con cada uno de los platos que allí se sirven. Tablas de sushi, ensaladas como su hit, Cuatro estaciones, son imperdibles como también las distintas pizzas cien por ciento italianas. "Lo único uruguayo es la albahaca", afirma el maestro pizzero italiano. "Al menos una vez en la temporada hay que deleitarse con la napolitana", sugiere una comensal mientras disfruta del atardecer.

En La Barra

Con una oferta renovada, el Parador Montoya sumó a Casa Babel, cuyo chef ejecutivo es el experimentado Panchi Grimaldi. La coctelería de la casa tiene 4 versiones para saborear este verano: Jamaica Punch, con mango y naranja; East Cobbler, con vodka, piña, canela y frutos rojos;Tinto de verano, con té rojo y almíbar de frambuesa y el Super tonic con solución cítrica y agua tónica.

Baby Gouda es un clásico que nunca hay que pasar por alto en La Barra. La pesca del día con vegetales, como solo ellos saben hacerlo, es una opción sin margen de error.

En Manantiales

Con onda y una vereda para mirar y ser visto, No me olvides, con más de diez años en Manantiales, es un spot que nunca pasa de moda. El Refugio, Cactus y Pescados y La Huerta bistró, son otras de las mejores opciones que ofrece la zona.

En José Ignacio

En el corazón de este pueblo de pescadores, La excusa ofrece una carta saludable. Imperdibles los desayunos con pancakes de banana y avena con frutas frescas y crema de maní. Soho es otra de las paradas obligada.