Puigdemont no regresa a España por ahora: "No volveré esposado ni rendido ante un juez"

Puigdemont, en una intervención desde Bruselas
Puigdemont, en una intervención desde Bruselas

Puigdemont, en una intervención desde Bruselas

Carles Puigdemont ha hablado tras los cambios judiciales en torno a su figura. Y de momento, adelanta, no volverá a España, posibilidad que se había deslizado en las últimas horas.

“Que nadie tenga ninguna duda: no volveré ni esposado ni rendido ante un juez español para que sea indulgente. No voy a avalar con mi beneficio personal una política que pretende criminalizar el anhelo de los catalanes de vivir en un país libre”, ha apuntado en un breve mensaje en catalán emitido en sus redes.

En su breve comparecencia, insiste en llamarse víctima de una persecución  política y añade que sus acusaciones sobre “delitos menores que no son ni eso” no le frenarán. “Estamos al final del recorrido de la batalla judicial europea, queremos ganar nuestra libertad”, ha añadido.

El político catalán se ha mostrado muy contrario a la reforma del Código Penal que el Gobierno ha cerrado con ERC, los que fueran antiguos socios de su formación. “España es la política de los tribunales y cambia los hechos en función de sus necesidades”, ha remarcado, especialmente crítico con los “continuos cambios” del sistema judicial.

El expresidente catalán ha recibido desde Bruselas el anuncio de que el juez Llarena le retira el delito de sedición, aunque le mantiene los de malversación y desobediencia.

No voy a avalar con mi beneficio personal una política que pretende criminalizar el anhelo de los catalanes de vivir en un país libreCarles Puigdemont

El que fuera presidente de la Generalitat de Cataluña se fugó de la Justicia española a finales octubre de 2017. Desde entonces, los tribunales españoles han tratado de lograr su vuelta a través de euroórdenes que no han logrado traerle de vuelta.

El propio abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, se muestra “muy convencido” de su posible regreso, aunque sería siempre después de que se resuelva el suplicatorio al Parlamento Europeo, que se estima podría llegar a finales de febrero o en marzo.

Related...