Puerto Rico endurece el sistema de créditos fiscales

SAN JUAN (AP) — Puerto Rico anunció el martes que empezará a tomar medidas enérgicas contra quienes abusan del sistema de créditos fiscales del territorio estadounidense, un sector poco transparente que lleva mucho tiempo sin regular y cuyas reclamaciones ascienden a un promedio de 270 millones de dólares al año.

El secretario de Hacienda, Francisco Parés, dijo que la creación de un nuevo sistema centralizado para administrar los créditos fiscales relacionados con las inversiones generaría 130 millones de dólares adicionales al año para el gobierno y supondría reducir la carga contributiva para los residentes en la isla de 3,2 millones de habitantes.

Durante años, el gobierno de Puerto Rico no ha podido o no ha querido proporcionar cifras concretas relacionadas con los créditos fiscales concedidos, por ejemplo, a quienes construyen hoteles o invierten en la industria manufacturera o cinematográfica local.

Parés dijo, en conferencia de prensa, que se trata de un sistema que no ha sido objeto de la más mínima auditoría. Calculó que el 20% de las reclamaciones son erróneas, ya sea por errores técnicos relacionados con el anticuado sistema actual o porque la gente intenta engañar al sistema.

La medida se anunció una semana después de que el gobernador de Puerto Rico aumentara de 38 a 100 millones de dólares el límite anual de créditos fiscales para proyectos cinematográficos que se desarrollan en la isla.

Parés dijo que los incentivos vigentes expirarán en los próximos años y luego entrarán en el nuevo sistema, que se pone en marcha el miércoles.

En el sistema anterior, el Departamento de Hacienda de la isla, el Departamento de Desarrollo Económico, el Departamento de Vivienda y la Compañía de Turismo eran responsables de supervisar los créditos fiscales. Ahora, la responsabilidad recaerá exclusivamente en los funcionarios de Hacienda.

El anuncio se produce cuando el territorio estadounidense sale de la mayor bancarrota municipal de la historia de Estados Unidos y busca generar más ingresos en medio de una profunda crisis económica.