Puerto Rico no descarta flexibilizar el confinamiento por coronavirus

Agencia EFE

San Juan, 19 mar (EFE).- La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, anunció este jueves que no se descarta flexibilizar las estrictas medidas de confinamiento tomadas para evitar la expansión del coronavirus si la situación evoluciona positivamente, aunque matizó que también podrían endurecerse si fuera necesario.

Vázquez reconoció que las medidas pueden haber sido estrictas, pero que se ha demostrado en varios países que el aislamiento es la mejor manera de contener la expansión del COVID-19, del que hasta el momento hay seis casos confirmados en la isla, que es territorio estadounidense.

De momento y hasta el 30 de marzo, la población, salvo casos de personas que llevan a cabo labores específicas, debe permanecer en sus hogares durante el día, a lo que se suma un toque de queda entre las 9.00 de la noche y las 6.00 de la mañana.

Tiendas, empresas y negocios permanecen cerrados además, salvo farmacias, los establecimientos dedicados a la venta de alimentos y otros casos concretos.

"Han sido medidas drásticas, pero hemos mantenido el control para evitar la propagación", sostuvo la gobernadora, tras matizar que "se podrán ir flexibilizando en algunas áreas".

En cuanto a la posibilidad de suspender el tráfico aéreo tanto doméstico como internacional, la gobernadora matizó que mañana hay pautada una reunión con miembros de la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos para abordar el asunto.

"Cerrar las fronteras es la manera de mantener el control del contagio", destacó Vázquez, aunque matizó que la idea no es un aislamiento total, sino que el que todos los vuelos llegaran al aeropuerto de San Juan ya significaría un paso importante

Vázquez informó además que el Gobierno ordenó este jueves la compra de 200.000 pruebas rápidas para detectar el coronavirus en la isla y de que los positivos serán sometidos a una segunda prueba molecular que lleva a cabo el Departamento de Salud local.

"En lo que vamos avanzando el proceso de agilizar las pruebas, nuestra solicitud reiterada es que se mantengan en casa", destacó la jefa del Ejecutivo puertorriqueño.

Vázquez anunció también durante la conferencia de prensa que el Hospital Universitario Ramón Ruiz Arnao (HURRA) se convertirá en el primer centro hospitalario para atender los casos críticos de coronavirus en la isla.

El Gobierno ordenó la compra de 120 ventiladores que tendrán un costo de 2,8 millones de dólares para los hospitales del Gobierno.

También se creará un equipo médico especial o "task force" para atender la emergencia, formado principalmente por catedráticos del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Vázquez dio a conocer además que llegaron a la isla los primeros detectores o "scanners" para el aeropuerto Luis Muñoz Marín con el objetivo de determinar la temperatura de los pasajeros.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como un Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía.

(c) Agencia EFE