El Puerto de Gibraltar reanuda su actividad, incluido el repostaje

·2  min de lectura

Cádiz (España), 23 sep (EFE).- El Puerto de Gibraltar reanudó este viernes su actividad normal, incluido el repostaje, mientras continúa trabajando por evitar que el buque "OS35", varado frente al Peñón tras colisionar con otro barco, suelte más vertidos como los que esta semana llegaron a algunas costas cercanas.

En un comunicado, Gibraltar informó de que los equipos de buceo identificaron el punto en el que el petróleo se escapa de la embarcación "OS35" y sale hacia el superficie.

Gibraltar indicó que los fluidos que escapan del buque son residuos no bombeables que permanecieron en el Tanque 1 o en el tubería circundante.

Mañana, explicó, comenzará una operación para tapar el desnivel de cubierta, lo que permitirá a los equipos de buceo "investigar más a fondo la situación, determinar la fuente exacta" de la que escapan los fluidos y abordar las medidas necesarias.

Gibraltar también señaló que comenzará mañana la operación de limpieza en la zona de Seven Sisters, ya que "el resto de la costa" del Peñón "sigue estando en gran parte libre" de manchas de combustible vertido por el "OS35".

Además informó de que el puerto de Gibraltar reanudó sus operaciones normales a las 15:00 de hoy.

"Si bien algunos activos permanecen protegidos" para dar respuesta a la situación creada por el "OS 35", el puerto "está en condiciones de permitir operaciones normales, que incluyen el 'bunkering' (repostaje)", según el comunicado.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Andalucía declararon también hoy apto el baño y el uso de la playa de Levante El Carmen de La Línea de la Concepción (Cádiz) tras las labores de limpieza y adecuación para eliminar los restos del vertido.

El pasado martes 20 de septiembre, se procedió al cierre de esta playa ante la presencia de restos que contenían carburantes y aceites lubricantes y que afectaban tanto a la arena como a la calidad del agua de baño.

En total, según informó el gobierno de la región española, se vieron afectados 2,5 kilómetros de playa, de forma intermitente, desde la frontera con el Peñón de Gibraltar hasta unos 200 metros antes de la Iglesia Virgen del Carmen.

Tras estas labores de adecuación y limpieza, el último informe con fecha de hoy 23 de septiembre ya no se observaron restos de vertido en la zona, por lo que desaparecieron las causas que motivaron la prohibición de baño.

No obstante, las autoridades sanitarias andaluzas adviertieron que el vertido al mar de restos que no pueden ser bombeados desde el "OS35" puede "provocar la llegada de nuevos restos, aunque en menor proporción, debido a las corrientes, mareas y vientos".

"Ante esta situación, se mantendrá una vigilancia intensiva sobre las playas durante los próximos días para asegurar la calidad de las aguas de baño. De hallarse nuevamente restos del vertido, se procederá al cierre de las zonas afectadas", añadieron.

(c) Agencia EFE