Puerto Deseado: la mujer violada reconoció a uno de sus atacantes

Ana Tronfi

PUERTO DESEADO.- Anoche, tras una rueda de reconocimiento de la que participó María,la mujer de 45 años violada en una playa de Puerto Deseado (Argentina) y cuyo hijo de 4 años fue asesinado en el mismo hecho, uno de sospechosos tras ser identificado confesó ser uno de los autores de los delitos, según confirmaron fuentes judiciales.

Ayer llegaron a esta localidad santacruceña el esposo de la víctima y una de sus hijas. Durante la tarde, María participó de una larga declaración frente al juez que instruye la causa, Oldemar Villa. Sobre las últimas horas de la noche, la mujer estuvo en una rueda de reconocimiento en la que reconoció a uno de los asesinos.

Se trata de un hombre oriundo de Puerto Deseado, de 24 años, que ya había sido señalado como uno de los principales sospechosos. Pese a haber estado detenido por algunas horas, había sido liberado por el juez. Su cómplice sería un adolescente de 16 años que está en calidad de 'demorado', según informa La Opinión Austral.

La mujer, oriunda de Salta, había viajado a Puerto Deseado para visitar al mayor de sus hijos, el mismo que la llevó hasta la playa para que diera un paseo. Allí fue atacada por dos hombres que la violaron y mataron a su hijo de 4 años. Según el relato de Cecilia Oyarzo, la primera mujer que encontró a María, los dos asesinos "se fueron cuando la dieron por muerta. Cuando la encontramos estaba descalza y totalmente ensangrentada", relató.

Minutos después de conocerse el hecho, la Policía dispuso un operativo cerrojo para dar con los dos hombres y un día más tarde, luego de recabar información a través del relato de la víctima de 45 años que fue abusada, se pudieron confeccionar los identikits.

En un allanamiento, realizado el mismo viernes, la Policía encontró al sospechoso con manchas de sangre en sus prendas y zapatillas, y su rostro lastimado. Por la mañana del sábado había sido liberado por "falta de pruebas", hasta que fue expuesto en la rueda de reconocimiento.

El cuerpo del menor, en tanto, fue encontrado sobre rocas frente al mar en un rastrillaje luego de que su madre apareciera en Puerto Deseado con un fuerte golpe en su cabeza, con un sangrado profuso. La mujer contó a la Policía que mientras uno de los delincuentes abusó de ella, el otro tomaba a su hijo y lo amenazaba con un cuchillo en la garganta. Describió que se trató de hombres jóvenes de no más de 25 años, de baja estatura. Mientras trataban de matarla con una piedra en la cabeza, uno de los delincuentes dijo: "No quiero volver a la cárcel", según declaró la víctima.

La autopsia determinó que el chico perdió la vida por una hemorragia interna producto de politraumatismos de cráneo realizados con un elemento contundente. En medio de la conmoción, en Puerto Deseado vecinos participaron el viernes por la noche de una movilización pidiendo justicia.