Ante puertas cerradas, familiares de desaparecidos claman justicia en Aguascalientes

·4  min de lectura

Familiares de personas desaparecidas e integrantes del Colectivo “Buscando personas, verdad y justicia” y del Observatorio de Violencia Social y de Género (OVSG) se manifestaron este mediodía por las principales calles de Aguascalientes, desde la Fiscalía General del Estado hasta el Palacio de Gobierno, para clamar justicia y voluntad para continuar con las investigaciones de búsqueda de sus seres queridos.

La manifestación congregó a medio centenar de personas y se desarrolló en el marco del Día Internacional de Víctimas de Desapariciones Forzadas, que se conmemora este 30 de agosto.

Con lonas, pancartas y playeras con rostros estampados en la espalda o el pecho y la leyenda “Se busca”, los familiares y activistas alzaron la voz para exigir una mayor respuesta de las autoridades estatales en el tema de las personas desaparecidas, el cual va en aumento en la entidad, como en el resto del país.

De acuerdo a la coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género, Violeta Sabás Díaz de León, en Aguascalientes se mantienen abiertas 320 carpetas de investigación de personas desaparecidas, de las cuáles la mayoría pertenecen a jóvenes que desaparecieron desde hace varios años y en cuyos casos se ha tenido nula información que les permita tener certeza de su paradero.

“Aquí en Aguascalientes son alrededor de 320 carpetas de investigación abiertas, al año son entre 700 y 750 reportes, que, si bien la mayoría sí logran ser localizados, se va quedando un rezago, entonces la exigencia es que no paren las investigaciones, un segundo, un día que pasan es una angustia para la familia”.

Uno de los episodios más visibilizados de personas desaparecidas en Aguascalientes es el “caso Maverick”, ocurrido en abril de 2007, cuando ocho personas fueron privadas de su libertad por un grupo de sujetos armados mientras realizaban trabajos de albañilería y construcción en el antro Maverick. Algunos de los desaparecidos son: Francisco Javier Espinosa Almanza, Hugo Alberto López Vidal y los hermanos Alfredo Rodríguez Zavala y Felipe de Jesús Rodríguez Zavala.

Desde entonces, las investigaciones han fluido a cuenta a gotas, de tal suerte que a 14 años de ocurridos los hechos, poco se sabe sobre ellos.

En este sentido, Violeta Sabás lamentó que muchas de las carpetas de investigaciones prácticamente se encuentran detenidas desde hace tiempo, lo que dificulta a los familiares el acceso a la verdad y a la justicia.

“Lo que nosotros hemos notado al hacer los acompañamientos, es conforme pasa un mes o dos meses las investigaciones prácticamente se detienen, por ejemplo, en las carpetas se puede ver que hay alguna entrevista de hace dos años, entonces sí es muy grave la crisis de personas desaparecidas en México, estamos hablando de casi 85 mil personas, como si todo el municipio de Jesús María desapareciera”.

Aunado al poco avance de las indagatorias, la activista señaló la crisis forense que se vive en la mayoría de las entidades del país, en donde la cantidad de cuerpos de personas fallecidas que se mantienen sin identificar, por falta de información genética o por omisiones en los mecanismos de las fiscalías, ha resultado en la falta de reconocimiento de un sinfín de cadáveres.

“Hay una crisis forense en México, esta crisis se origina porque hay muchísimas personas que son localizadas sin vida y después no hay un cruce de información genética para saber si estas personas son a quienes están buscando en carpetas de investigación abierta, Aguascalientes no es la excepción y en Jalisco son cerca de 10 mil personas las que están alujadas en el Instituto de Ciencias Forenses que no han sido identificadas y entregadas a sus familiares”.

Por lo anterior, la coordinadora del OVSG exhortó a las autoridades para que se cumplan los protocolos de actuación y pronta respuesta en las denuncias de personas desaparecidas, pues el tiempo posterior al momento que se da parte a las autoridades es clave para localizarles con vida.

“En el momento en que desaparece una persona, las primeras horas son cruciales para localizarle, identificarle y regresarle con su familia, si falla algún proceso de la investigación, algún protocolo o una alerta, puede ser que la persona no logre ser localizada en lo inmediato y que pueda ser trasladada a otros estados y ahí se complica la investigación”.

Asimismo, urgió al gobierno estatal a conformar el Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, el cual presenta un rezago de más de un año y el cual fungirá como un ente supervisor de la actuación de las autoridades involucradas en las labores de búsqueda e investigación de personas desaparecidas.

“Si bien no es un órgano fiscalizador como tal de la comisión, es un órgano observador de lo que hace la comisión y tenemos un año de atraso y no se ha cumplimentado, entonces son situaciones que van agravando la crisis de desaparición en el estado; el órgano lo conforman tres familiares de personas desaparecidas, dos investigadores y dos personas de la sociedad civil, es un órgano colegiado especializado y hasta el momento no ha salido la convocatoria”, resaltó.

Tras manifestarse por la calle Madero, el contingente llegó hasta el Palacio de Gobierno, donde se toparon con puertas cerradas, sin que se les atendiera para hacer extensivas sus peticiones, por lo que los activistas procedieron a pegar las pancartas en la entrada principal del recinto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.