Puerta a puerta: cómo comprar en el exterior por Internet

LA NACION

El comercio electrónico en la Argentina crece año a año y las compras por Internet van más allá de las fronteras. Y en este escenario hay quienes optan por comprar por Internet y despachar el pedido a un domicilio fuera del país -una dirección particular o un hotel- para que lo retire alguien más, y otros usan plataformas digitales que conectan a las partes interesadas para conseguir algún producto en el exterior mediante un pago extra. En ambos casos debe tenerse en cuenta la declaración que hay que realizar en la Aduana antes de ingresar a la Argentina.

Pero otros, desde hace un año, eligen realizar las compras mediante la modalidad puerta a puerta, que está claramente diferenciada entre el servicio que ofrece el Correo Argentino, por un lado, y las empresas privadas, por el otro, conocidas como courier. Aquí, las diferencias en la experiencia de compra online están muy marcadas, cada una con sus ventajas y dificultades.

En la Argentina, la experiencia de compra por Internet en sitios del exterior se había convertido en un proceso engorroso y lento, con un sistema de correo que había colapsado ante la cantidad de paquetes recibidos, en su gran mayoría, de tiendas online chinas. Desde hace un año, la AFIP implementó un sistema de entrega puerta a puerta, que se diferencia por el tipo de operador.

Esta fue la forma que encontraron las autoridades para poder atender la demanda del mercado argentino ante los sitios de venta online del exterior. Y entonces, ¿cuál es la mejor opción para realizar una compra? Depende de cada caso.

Si el objetivo es comprar un producto en tiendas chinas como AliExpress o en vendedores de plataformas como eBay, este tipo de operaciones suele utilizar el sistema puerta a puerta por Correo Argentino, que tiene estas condiciones: se requiere de una clave fiscal tres de la AFIP para registrar los envíos; el envío deberá tener un valor de hasta 200 dólares y hasta dos kilos de peso; una franquicia de 25 dólares que se aplica al primer envío declarado. Y luego se deberá pagar un 50% del valor de los envíos restantes mediante un formulario electrónico conocido como VEP. Esta modalidad no tiene límite de pedidos en el año.

Del otro lado está la opción de entrega puerta a puerta mediante un correo privado o courier, opción ideal para los que desean evitar los trámites adicionales y necesitan adquirir algún producto con un costo mayor a los 200 dólares. En estos casos, el courier se encarga de calcular todo el costo de pago de impuestos a la Aduana al momento de realizar el pago de la compra online. Se puede comprobar con Amazon, pero sólo en las versiones de la tienda que tiene en Alemania, España y Reino Unido, y bajo la opción de productos disponibles para envío internacional, conocida como Amazon Global.

La compra puerta a puerta por courier también tiene sus condiciones: se pueden realizar cinco envíos al año por persona; el monto de los impuestos adicionales lo define el courier en el momento de abonar la compra, algo que facilita el proceso administrativo al momento de entrega; el monto máximo del producto debe ser de 1000 dólares (sin contar con los gastos de envío e impuestos adicionales) y de hasta 50 kilos. También se debe confirmar la recepción del pedido en el sitio de la AFIP.

La ventaja que tiene este tipo de compra online es que la parte administrativa se reduce a confirmar la recepción del paquete en la AFIP. A su vez, el proceso de entrega es mucho más rápido, con una entrega en puerta y con todo el pago adicional de impuestos resuelto, ya que fue abonado al correo privado cuando se realizó la compra online.

Aunque también es un tipo de compra online limitado en el año y que sólo conviene si se adquiere un producto por montos mayores que compensen el costo de envío del courier, más caro que el servicio ofrecido por el Correo Argentino.

Dos sistemas con requisitos diferentes

Correo Argentino

Requiere clave fiscal tres de la AFIP para registrar los envíos; un producto de hasta 200 dólares y hasta dos kilos; una franquicia de 25 dólares al primer envío declarado; el pago de 50% del valor de los envíos restantes mediante un VEP; no hay límite de pedidos

Courier

Son hasta cinco envíos al año por persona; el monto de los impuestos adicionales lo define el courier al abonar; un producto de hasta 1000 dólares (sin contar gastos de envío ni otros impuestos) y de hasta 50 kilos; debe confirmarse la recepción en el sitio de la AFIP