El puente aéreo de Kabul remonta el vuelo

·5  min de lectura

Redacción Internacional, 18 ago (EFE).- El puente aéreo de Kabul remontó hoy el vuelo con la evacuación de varios centenares de extranjeros y afganos que si lograron acceder a la terminal militar del aeropuerto Hamid Karzai de la capital afgana, y a pesar de la marea humana que obstaculizaba el acceso a su interior.

El caos alrededor del aeropuerto de Kabul como pudo comprobar hoy Efe dificultó enormemente durante la jornada del miércoles las múltiples operaciones de evacuación organizadas por los países que con mas tropas contribuyeron a la misión internacional en Afganistán.

También las dudas sobre la cooperación de los talibanes.

Aparentemente, las nuevas autoridades no impidieron el acceso al aeródromo militar de los extranjeros y nacionales con títulos de viaje, pero miles de estadounidenses y europeos continúan atrapados en el país, a la espera de encontrar la oportunidad de entrar en el aeropuerto, bajo control norteamericano.

Alemania y el Reino Unido reforzaron con el envió de nuevas tropas su despliegue en el aeropuerto de la capital afgana para minimizar la descordinación, que la víspera dejó en tierra a numerosos pasajeros cuando algunos aviones, como uno de los aparatos fletados por Alemania, despegó con tan solo 7 evacuados a bordo.

Dos de los aviones neerlandeses no pudieron recoger pasaje, uno por aterrizaje frustrado y el otro por falta de tiempo para embarcar a los pasajeros, que no lograron acceder a la terminal aeroportuaria.

España si evacuó el primer contingente previsto y el <b>primer grupo de españoles y de colaboradores afganos y sus familiares llegará este jueves a Madrid, tras salir esta tarde noche de Doha.</b>

Ese es el primero de los tres vuelos para evacuar a decenas de afganos que ayudaron a España en los años que mantuvo su misión militar y de cooperación en el país asiático.

Estados Unidos evacuó entre el martes y el miércoles a unas 2.000 personas de Afganistán, en su mayoría nacionales de este país, un número significativamente inferior a los cálculos del Pentágono, que tenía intención de sacar diariamente a entre 5.000 y 9.000 personas a través del aeropuerto de Kabul.

El portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU., John Kirby, precisó en declaraciones a los periodistas que 18 aviones militares de EE.UU. C-17 abandonaron Kabul entre las 03.00 hora local del martes y las 03.00 hora local del miércoles con 2.000 personas, de las que 325 eran estadounidenses.

Kirby explicó que los comandantes estadounidenses están en contacto con los talibanes para tratar de garantizar que no se produzca hostigamiento y que quienes quieran entrar en el aeropuerto puedan hacerlo de manera segura.

Hasta la tarde del martes, EE.UU. había sacado del país a más de 3.200 personas y reasentado a más de 2.000 afganos con visados especiales.

El embajador del Reino Unido en Afganistán, Laurie Bristow, expresó en twitter su optimismo al afirmar que los talibanes "han decidido respaldar" la operación de evacuación del personal diplomático en Kabul y sus colaboradores locales.

Bristow permanece en la capital afgana para organizar las repatriaciones y cuenta con el apoyo de al menos 600 militares británicos, sin embargo, alertó de que el tiempo disponible es de "días, no semanas".

"Ayer sacamos a unas 700 personas. Estamos tratando de acelerar el ritmo durante los próximos dos días", dijo en un vídeo colgado en Twitter.

Alemania, que ha aprobado hoy el envío de hasta 600 soldados, no es tan optimista y su titular de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, advirtió que la "ventana de oportunidad" es "limitada".

Subrayó que la situación en los alrededores del aeropuerto es "bastante caótica".

Admitió que los colaboradores afganos siguen teniendo serias dificultades para acceder ya que los talibanes han instalado controles y sólo dejan pasar a los extranjeros.

Por eso, explicó, su país ha abierto canales de comunicación con los talibanes.

Hasta el momento Alemania ha logrado evacuar a unas 500 personas y hoy salió el quinto avión alemán rumbo a Taskent, la capital de la vecina Uzbekistán, mientras esta noche vuelan otros dos aviones A Kabul para seguir con la evacuación.

Para agilizar las operaciones la canciller, Angela Merkel, habló hoy con el presidente de EEUU, Joe Biden, con los primeros ministros del Reino Unido e Italia, Boris Johnson y Mario Draghi; con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y con el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi.

También con el presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, al que agradeció la apertura del aeropuerto de Tashkent, y con el presidente de Pakistán, Imran Khan, y el emir de Catar, Tamin Al Thani.

Simultáneamente Naciones Unidas trasladaba a parte de su personal internacional a Kazajistán, según indicó el portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, que calculó que rondaría el centenar de personas.

Francia realizó hoy su segundo vuelo militar tras haber evacuado en la noche del martes al miércoles a 216 personas, 25 de ellas franceses, 184 afganos, cuatro neerlandeses, un irlandés y dos kenianos.

Italia ha evacuado hoy a 85 personas, colaboradores afganos y sus familias, mientras dos C130J tenían previsto volar de noche a Kabul, donde 1.500 militares italianos asegurarán la salida de otras 150 personas.

El Reino Unido que ha evacuado hasta ahora a 306 ciudadanos británicos y a 2.052 afganos, según informó en el Parlamento el primer ministro, Boris Johnson, cuyo Gobierno asegura que acogerá a unos 20.000 refugiados afganos en los próximos años.

Países Bajos solo logró evacuar hoy a 35 de sus ciudadanos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.