Puedes volver a nadar en Rock Springs, Florida; el manantial en Kelly Park está abierto tras casi un año de cierre por la pandemia

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·3  min de lectura

Rock Springs Run en Kelly Park ahora se asemeja a una época más simple de antes de la COVID, pues visitantes pueden nadar y flotar en tubos recorriendo este manantiel nuevamente.

Si bien Kelly Park ha estado abierto a los visitantes durante meses, el canal del parque del condado de Orange ha estado cerrado a los visitantes del parque durante casi un año en medio de la pandemia del coronavirus y las renovaciones.

Desde el 11 de marzo, los visitantes pueden volver a flotar en tubos por el manantial o chapotear para refrescarse a medida que aumentan las temperaturas en Florida Central. Algunas pautas de la COVID-19 todavía están vigentes.

“Solo queríamos tener una apertura suave por ahora y ver cómo van las cosas”, dijo Matt Suedmeyer, quien administra Parques y Recreación del Condado de Orange. “Hemos reducido la capacidad del parque en un 50%. Hemos pedido que todos usen una máscara cuando puedan, y le proporcionaremos una máscara a cada cliente“.

En lugar del límite habitual de 300 automóviles, Kelly Park ahora permitirá que 140 automóviles ingresen por los portones diariamente y emitirá 25 pases de regreso para que los vehículos vuelvan después de la 1 p.m. Esto da como resultado un promedio de 675 visitantes por día, según el sitio web del parque.

Las fuerzas del orden estarán presentes para ayudar a administrar el tráfico y garantizar que no se traiga alcohol al parque, mientras que el personal del parque ayudará a hacer cumplir las pautas inspiradas en la pandemia.

“Se tomó la decisión de reabrir porque aprendimos más sobre la COVID-19 y cómo podemos asegurarnos de que se sigan las pautas de los CDC ... también en función de las vacunas y la disminución del número de casos”, dijo Suedmeyer. “Tenemos la señalización en su lugar y hemos tenido tiempo de configurar todo”.

El martes, el parque había alcanzado su capacidad alrededor de las 10 a.m. cuando las multitudes de las vacaciones de primavera acudían a los manantiales. Los niños gritaban de júbilo mientras chapoteaban en la zona de baño mientras grupos de visitantes flotaban perezosamente en tubos o tomaban el sol en la tierra.

Summer Carroll, residente de Sorrento, trajo a sus dos hijos y a su hijastra para disfrutar de un día al aire libre.

“No hemos estado aquí en un par de años, pero definitivamente es uno que recuerdo, así que quería volver y visitarlo con los niños”, dijo. “Nos despertamos alrededor de las 5:30 esta mañana ... Se siente mucho menos concurrido que antes, pero todavía parece bastante lleno considerando lo temprano que es”.

Aprovechando las vacaciones de primavera, Jeremy Whalen, residente de Wesley Chapel, trajo a su esposa y cinco hijos para experimentar la corriente del manantial, una experiencia que recuerda de hace años.

“He estado en el parque, pero probablemente han pasado 15 años”, dijo. “Llegamos aquí alrededor de las 8:15 u 8:20 ... Estamos emocionados de llegar a la cima e intentar hacer el recorrido por la corriente”.

Si vas

Kelly Park está abierto todos los días de 8 a.m. a 8 p.m. en 400 E. Kelly Park Road, en Apopka. Los visitantes deben llegar temprano para garantizar la entrada. La entrada al parque cuesta $3 por vehículo con 1-2 personas y $5 por vehículo con 3-8 personas, o $1 por cada persona adicional, motocicletas y bicicletas. No se permiten mascotas ni alcohol en el parque. Para obtener más información, visita ocfl.net.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Patrick Connolly. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.