No puedes culpar al VAR si tus estrellas no dan la talla

Adrian Marcos
·2  min de lectura

Ronald Koeman se mostró muy crítico con las decisiones arbitrales que se produjeron durante el Clásico e incluso recordó algunas acciones de partidos pasados tras la derrota frente al Real Madrid. El técnico neerlandés aseguró no entender el VAR, mostrando así su descontento por el penalti señalado sobre Sergio Ramos tras la revisión del colegiado y que, para él, tuvo una "gran influencia en el resultado final del encuentro".

El entrenador azulgrana añadió: "Pienso solo hay VAR cuando es contra el Barcelona", antes de enumerar ejemplos de situaciones en las que se perjudicó a su equipo ante Sevilla o Getafe. Y remató sus declaraciones tras el término del choque asegurando que la falta señalada sucede en todos los partidos y que no merecían perder de esa forma.

Si bien es cierto que el penalti sobre el capitán del conjunto blanco es discutible, sobre todo tras lo sucedido una semana antes en el choque entre Real Betis y Real Sociedad, las quejas de Koeman suenan a una excusa que está fuera de lugar tras el partido de algunos de sus futbolistas. El Real Madrid mostró una gran solidez defensiva que recordó al de la última parte de la temporada pasada y jugadores como Coutinho o Pedri estuvieron cuanto menos discretos.

Koeman no debe usar el VAR como excusa en la derrota | LLUIS GENE/Getty Images
Koeman no debe usar el VAR como excusa en la derrota | LLUIS GENE/Getty Images

El VAR se ha convertido para muchos en la cabeza de turco sobre la que verter todas las culpas en las derrotas en lugar de dar pie a la autocrítica. Koeman se equivoca remitiéndose al sistema de videoarbitraje tras el partido pues sus hombres no dieron la talla en el momento oportuno. El neerlandés se equivocó alineando a Pedri, a quien la situación le superó, y debió intervenir antes para cambiar la cara de su equipo con jugadores como Coutinho o Busquets, que estuvieron lejos de rendir a su mejor nivel.

Más allá del resultado y de las acciones polémicas, que las hubo, ni FC Barcelona ni Real Madrid, o lo que es lo mismo, ni Koeman ni Zidane, deberían quejarse de un arbitraje que en muchas ocasiones les favorece en LaLiga. Y mucho menos deben utilizar la actuación arbitral para justificar sus errores en el planteamiento de un partido, el rendimiento de tus futbolistas o el resultado final porque suenan a excusas baratas para evitar ser los señalados cuando tienen gran parte de culpa.