Pueblos indígenas decretan prohibición de la minería en Morelos

·4  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., abril 25 (EL UNIVERSAL).- En la "Primera asamblea del pueblo nahua de Morelos en contra de la minería y los megaproyectos de muerte", organizaciones civiles, comunidades indígenas y activistas, firmaron el decreto por el que prohíben la minería en los territorios sobre los que el pueblo nahua del estado guarda una ocupación tradicional.

Lo anterior, suscribieron, con independencia del régimen de propiedad que pueda existir en dichos territorios, entendiendo el concepto "territorios" en los términos que establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo "Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes".

El decreto fue resultado de dos días de trabajo en la comunidad indígena de Cuentepec, municipio de Temixco, donde delegados, autoridades agrarias, tradicionales y civiles de las comunidades integrantes del pueblo nahua, prohibieron igualmente la construcción y operación de infraestructura vinculada al Proyecto Integral Morelos, que considera la planta termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esas prohibiciones, cita el decreto, son consideran obligatorias tanto para los integrantes del pueblo nahua como para cualquier persona o entidad pública y/o privada ajenas al pueblo nahua, y su validez y obligatoriedad será vigilada por cada una de las comunidades que integran el pueblo nahua dentro de su ámbito territorial y de acuerdo a sus formas de organización y gobierno propios.

En sus argumentos expusieron que la violencia contra los pueblos y contra las mujeres es la violencia contra la madre tierra.

"En México las políticas neoliberales, incluidas la del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, están provocando el despojo continuo y creciente de los territorios de las comunidades indígenas y campesinas e, incluso, de las poblaciones urbanas; junto a un acelerado deterioro de la naturaleza.

"De igual manera, los feminicidios, desapariciones, trata de personas y diversas violencias hacia las mujeres se incrementan de manera dolorosa, ante un gobierno indiferente en nuestro país, pero también ante una creciente y decidida luz de organización de mujeres, de frente a la cual los pueblos nos hemos propuesto erradicar también al patriarcado de nuestras vidas y territorios", exponen.

Con relación a la actividad minera en el país consideraron que para el gran capital, aproximadamente el 70% del territorio nacional tiene potencial minero donde el 35% fue concesionado entre los años 2000 y 2010 lo que se traduce en el otorgamiento de más de 29 mil concesiones mineras.

A marzo de 2019, informaron, las concesiones mineras vigentes eran 25 mil 607 que cubren una superficie de más de 22 Millones de hectáreas. Las actividades mineras, de entre todas las actividades industriales, se caracterizan por tener en muchas ocasiones un alto potencial destructivo de los ecosistemas y poblaciones humanas cercanas a los sitios donde estas empresas se instalan.

Denunciaron que algunos de los proyectos mineros contemporáneos aplican técnicas altamente destructivas entre las cuales figuran los tajos para la extracción de minerales a cielo abierto. A partir del uso de toneladas de explosivos y maquinaria de tamaño descomunal estas empresas en muchos casos destruyen serranías completas.

"La destrucción del agua no es menos grave que la destrucción de la tierra, en ocasiones, montañas completas son excavadas y procesadas con agua, concentrada con cianuro, elemento sumamente tóxico que separa el oro del resto de los componentes de la tierra. Una vez cianurada la tierra, se depositan montañas de desechos en escolleras a la intemperie", lamentaron.

De acuerdo con la asamblea del pueblo nahua, en Morelos las empresas canadienses Alamos Gold y Zacatecas Silver, intentan el desarrollo de un proyecto minero, paradójicamente denominado "Esperanza", para la explotación, en tajos a cielo abierto, de oro y plata.

Ese proyecto, dicen, afectará en forma grave tierras y territorios ancestrales, los ecosistemas de la región, la sub cuenca del Río Apatlaco, la cuenca del Río Amacuzac y el Acuífero de Cuernavaca, incluidas sus zonas de recarga hídrica y mantos freáticos, así como la vida y la salud de aproximadamente unos 200 mil habitantes que viven en las comunidades, colonias y municipios aledaños de San Agustín Tetlama, Cuentepec, Unidad Morelos, Temixco, Xochitepec, Alpuyeca, Acatlipa, Xochicalco, Tezoyuca; Benito Juárez, Aeropuerto, Las Rosas, Francisco Villa, Xochitepec Centro, Miacatlán, Palpan, Milpillas, Xochicalco y Coatetelco.

"Y junto al proyecto minero mal llamado 'Esperanza', existen múltiples concesiones y proyectos mineros a lo largo de todos nuestros territorios, mismos que propiciarán la destrucción de la naturaleza, de nuestros territorios y de la vida y la salud de miles y miles de seres humanos", acusaron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.