Publix pagó miles de dólares por despedir a un trabajador que pidió licencia médica, según federales

Howard Cohen/hcohen@miamiherald.com

Publix pagó $17,854 por concepto de salarios atrasados y gastos médicos tras una investigación del Departamento del Trabajo federal sobre el despido de un emplead de almacén de Boynton Beach, anunció la dependencia federal el jueves por la tarde.

Los investigadores de la División de Salarios y Horas del Departamento del Trabajo descubrieron que el tiempo libre que se tomó el trabajador para tratar un problema de salud estaba protegido por la Ley de Licencias Médicas y Familiares (FMLA). Además, los investigadores dicen que Publix no le dio al empleado una carta de notificación de elegibilidad para la licencia FMLA, un aviso de derechos y responsabilidades que establece claramente las obligaciones del empleado ni le dijo lo que podría suceder si el empleado no manejaba esas obligaciones.

Publix pagó $12,727 en salario adeudado y $5,127 en gastos médicos.

Publix no ha respondido a una solicitud de declaraciones enviada el jueves por la tarde.

“Los empleados nunca deberían tener que elegir entre cuidar de sí mismos o de un ser querido y perder su empleo”, dijo el director de distrito de la División de Salarios y Horas, Daniel Cronin.

“La Ley de Licencia Familiar y Médica protege a los trabajadores elegibles de la interferencia, restricción o represalia de un empleador cuando toman una licencia con derecho”.