“Un puñado de parlamentarios”: la defensa de La Cámpora a Cristina Kirchner tras las críticas de los eurodiputados

·3  min de lectura
Cristina Kirchner pronunció un encendido discurso durante Eurolat
Ricardo Pristupluk

Tras el disgusto que ocasionó en algunos eurodiputados el tono del discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner en la inauguración de las sesiones de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana (Eurolat) el miércoles pasado y el clamor militante que produjo en el auditorio, La Cámpora salió a hacer una férrea defensa de su exponente.

A través de una nota escrita por el director general de Relaciones Internacionales del Senado, Franco Metaza, que compartieron en sus redes, desde la agrupación minimizaron las críticas y señalaron que fue solo un “puñado” de parlamentarios el que cuestionó la falta de formalismos de la exmandataria y el que habló de un supuesto ataque contra las instituciones europeas.

“Circuló por medios de comunicación y redes sociales una carta de un puñado de parlamentarios europeos que se mostraron a disgusto con el acto de apertura. Esta media docena de eurodiputados fogoneados por un par de legisladores macristas ‘apuestos a todo’, pertenecen a un grupo de derecha fascistoide europea que no tiene representatividad y defienden ideas del siglo pasado, como por ejemplo la regresión en los derechos de las mujeres porque, según aducen, se deteriora la institución de la familia”, planteó Metaza en un artículo titulado Por qué les dolió tanto Eurolat, publicado en la revista online kirchnerista Kranear.

Así se refirió a la misiva donde los legisladores del Partido Popular Europeo manifestaron un “profundo malestar” tras el “bochornoso espectáculo de la vicepresidenta”.

Cristina Kirchner en el CCK
Ricardo Pristupluk


Cristina Kirchner en el CCK (Ricardo Pristupluk/)

Después de asegurar que a estos eurodiputados “les molestaron los aplausos y el fervor militante” que hubo aquel día en el Centro Cultural Kirchner (CCK), la nota compartida por la agrupación que conduce el hijo de la vicepresidenta, Máximo Kirchner, decía: “Lo que el macrismo no comprende y debería empezar a darse por notificado es que el proyecto político de Néstor y Cristina parió una generación de cuadros políticos que hoy ocupan lugares de representación ciudadana a lo largo y ancho del país. Y sí, somos y seremos siempre militantes porque no nos molesta el camino más largo”.

Consideraron, además, que para el espacio que se referencia en el expresidente Mauricio Macri es algo “intolerable” que Cristina Kirchner haya estado frente a los 150 legisladores de Eurolat -la mitad europeos y, la otra, de América Latina- ya que “ellos siempre quisieron construir la idea de que estamos ‘aislados del mundo’” y plantearon en ese sentido: “Ese relato choca con esta asamblea organizada exitosamente por el Congreso argentino”.

Asimismo se preguntaron: “¿Se imaginan lo que hubieran dicho si Cristina no iba? Pero claro, no les basta una cosa o la otra, pretenden también que haya un discurso único que no avance más allá del status quo”.

Aseguraron, a su vez, que “muchos están acostumbrados a que en las relaciones internacionales se repitan frases monocordes políticamente correctas, plagadas de buenas intenciones, pero que no le cambian la vida a nadie” y refirieron: “Pues con el kirchnerismo no. Como nos enseñó Cristina, vamos a discutir todo. También en los ámbitos de la diplomacia”.

Algunos eurodiputados se quejaron por el tono militante de la apertura de sesiones
Ricardo Pristupluk


Algunos eurodiputados se quejaron por el tono militante de la apertura de sesiones (Ricardo Pristupluk/)

En otro pasaje de ese artículo, el santacruceño Metaza contó que estuvo en una sesión de apertura “similar” de otro organismo parlamentario internacional en Madrid, encabezado por el Rey Felipe VI de España.

“El auditorio tenía una estética bastante parecida y los discursos también tuvieron declamaciones políticas de mucha potencia. Fueron aplaudidos con énfasis e incluso con algunos gritos de ‘que viva el rey’. Y nadie se indignó mucho. Entonces, lo que molesta evidentemente no son las formas sino las ideas que se defienden ante escenarios semejantes. Bueno, en rigor de verdad hay una diferencia fundamental. El Rey heredó la jefatura de Estado de su padre Juan Carlos I; a Cristina la votó el pueblo”, afirmó el director general de Relaciones Internacionales de la Cámara que preside la vicepresidenta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.