El PSOE vira a la izquierda y el PP a la derecha, nadie quiere el centro

·2  min de lectura
Pedro Sánchez ha hecho suya parte de la agenda de Unidas Podemos. (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez ha hecho suya parte de la agenda de Unidas Podemos. (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

Pedro Sánchez ha cambiado el rumbo de su Gobierno virando todo a la izquierda. Tras ver que se dirigía directo hacia un iceberg que, visto lo visto en las elecciones de Andalucía y de Castilla y León, amenazaba con hundir al partido, ayer se presentó en el debate sobre el estado de la nación con una retahíla de ayudas bajo el brazo.

Bonificación del 100% para el transporte ferroviario en Cercanías y media distancia, becas escolares, impuestos extraordinarios a la banca y las eléctricas...

Cómo sería la cosa que en Podemos estaban hasta sorprendidos por lo fuerte que ayer resonaban la S y la O del Partido Socialista Obrero Español.

En la bancada de enfrente, en la del PP, las cosas iban por otros derroteros. El gran paquete de medidas anunciado por Sánchez pareció desestabilizar a Cuca Gamarra, quien empezó su parlamento con ETA, y con él estuvo cerca de 10 minutos mezclando la ley de Memoria Democrática con el homenaje a Miguel Ángel Blanco y comparando la "rebelión cívica" contra ETA con la oposición para echar a Sánchez del Gobierno. Recordando a tiempos pasados y escorándose a la derecha para sorpresa hasta de Vox. Y de apoyar los impuestos a quienes más han ganado con la crisis derivada de Ucrania, nada de nada.

Ambos virajes, cada una hacia un lado, han dejado el centro desierto. Y no vale levantar la mano para decir que ahí está Ciudadanos. Porque la realidad naranja no es la de 2019 o la del del Congreso, en donde tiene nueve consejeros. Sino la del 2022 como refleja el Parlamento madrileño, donde no tiene ninguno; el andaluz, donde tampoco tiene representación; o el de Castilla y León, donde apenas tiene un procurador.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Si ningún partido quiere echar las redes en los caladeros equidistantes será que no hay nada que pescar. Que la pandemia ha acentuado las desigualdades entre las rentas altas y las bajas.

Aquellos que han aprovechado la crisis para enriquecerse, para jugar a los comisionistas y para potenciar lo privado, quieren que nada cambie.

Mientras que aquellos que han perdido el médico en su centro de salud, que están ahogados por el incremento de los precios y que no tienen ahorros para afrontar el invierno energético, claman por un cambio de tornas.

Apostar por el centro es, hoy por hoy, es tirar el dinero.

En vídeo | Sánchez ataca la crisis con un giro a la izquierda a un año de las elecciones

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.