El PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo de coalición

Por Belén Carreño y Ashifa Kassam
1 / 4

El PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo de coalición

El presidente del gobierno en funciones de España, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, firman un acuerdo de coalición durante una conferencia de prensa en el Congreso de los Diputados en Madrid

Por Belén Carreño y Ashifa Kassam

MADRID, 12 nov (Reuters) - El presidente del Gobierno socialista de España en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, firmaron inesperadamente el martes un acuerdo preliminar para formar un gobierno de coalición, sólo dos días después de que las urnas dieran lugar a un parlamento muy fragmentado.

Las elecciones generales del pasado domingo, las cuartas en cuatro años, mostraron una mayor división en la sociedad española que los anteriores comicios de abril. El PSOE volvió a ganar, pero quedó muy lejos de tener una mayoría.

El inesperado y rápido acuerdo preliminar requiere de más pasos, como la incorporación de partidos más pequeños y la configuración del Gobierno.

Si se confirma, sería el primer gobierno de coalición desde la restauración de la democracia a finales de los años 70.

"España necesita un gobierno estable, un gobierno sólido", Sánchez, indicando que el acuerdo estaba abierto a otros partidos.

La combinación de los 120 escaños del PSOE y los 35 de Unidas Podemos no es suficiente para obtener la mayoría de la Cámara, de 350 diputados.

El selectivo Ibex-35 cedía en torno al 0,76% a las 1600 GMT, una hora después de que el acuerdo se confirmara, tras cotizar con subidas del 0,3% previamente en el día.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4, dijo que continua el escepticismo sobre si el acuerdo preliminar se traducirá en un Gobierno.

El mercado siempre ha sido menos favorable a una coalición entre los socialistas y Podemos que una coalición de centroderecha, agregó.

Durante la campaña, Podemos se opuso a la privatización de la entidad estatal Bankia, cuyas acciones caían un 4,3 por ciento.

PSOE y Podemos fracasaron a la hora de intentar formar gobierno tras las elecciones de abril, lo que desencadenó la convocatoria electoral.

Ambos, que intercambiaron duros reproches cuando las conversaciones se derrumbaron tras las elecciones de abril, eran todo sonrisas el martes, abrazándose tras firmar el acuerdo.

"Hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un gobierno de coalición progresista en España que combine la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos" dijo Iglesias.

Pablo Casado, el líder del conservador Partido Popular, la segunda fuerza en la cámara después del PSOE, criticó el acuerdo y pidió la dimisión de Sánchez.

"Formar un gobierno radical es justo lo contrario a lo que necesita España", dijo.

La formación liberal Ciudadanos dijo el martes que no puede apoyar el acuerdo e instó a formar una "gran coalición" con el PP y el PSOE.

El partido ganó 10 escaños el domingo, lo que pone más presión sobre los socialistas y Podemos para encontrar aliados que puedan mejorar la suma de 155 escaños en la cámara de 350 miembros.

Varios medios españoles, periódico digital Eldiario.es , dijeron que Iglesias sería vicepresidente, algo a lo que Sánchez se había negado tras las elecciones de abril. Sánchez también dijo que se oponía a un acuerdo de coalición. Ambos dijeron el martes que los detalles del acuerdo se conocerían con posterioridad, pero no dieron más detalles.

Sánchez dijo que contactaría con otros partidos para que se sumaran al acuerdo y que los empezaría a llamar el martes.


(Información de la Redacción de Madrid. Escrito por Andrei Khalip. Traducido por Emma Pinedo)