PSG saborea título francés, pero no hay ánimo para festejos

·3  min de lectura
FRANCIA PANORAMA (AP)
FRANCIA PANORAMA (AP)

París Saint-Germain puede igualar un récord al conquistar su décimo campeonato de la liga francesa el miércoles, pero sus aficionados no están de ánimo para festejar y en el club reina una atmósfera tensa.

PSG se unirá al Olympique de Marsella y a Saint-Etienne como los únicos dos clubes que se coronaron campeones diez veces si le gana a Angers y Marsella, que marcha segundo, pierde o empata de local ante Nantes. Si Marsella pierde, al PSG le bastaría empatar para coronarse.

La afición del PSG, sin embargo, quiere cosas grandes y todavía no le perdona al equipo su última humillante eliminación de la Liga de Campeones a manos del Real Madrid. En una muestra del malestar reinante, el domingo casi no hubo apoyo para el PSG desde las tribunas cuando doblegó en casa a Marsella 2-1.

Los jugadores parecieron acusar el golpe.

“No esperaba esta atmósfera. No era el momento de hacer esto”, sostuvo el capitán Marquinhos. “Sabemos que tienen sus razones, que están insatisfechos. Pero como jugador, no estoy de acuerdo”.

Después de la desastrosa derrota 6-1 ante Barcelona en el 2017 luego de haber ganado 4-0 el duelo de ida, un marcador global de 5-2 en contra frente al Real Madrid al año siguiente y un histórico revés en casa frente al Manchester United en el 2019, los tres goles que cedió al Real Madrid en 17 minutos en los cuartos de final de la Liga de Campeones en curso fueron demasiado.

El técnico Mauricio Pochettino trató de calmar los ánimos el martes y dijo que “hay que respetar la opinión de todos”.

“El objetivo era ganar la Liga de Campeones y no haberlo conseguido es decepcionante”, agregó el argentino. “Ahora, la meta es ganar el título de Francia. Pero la directiva está planificando la próxima temporada”.

Los 15 puntos de ventaja que le sacó al segundo, Marsella, son un poco engañosos.

En la primera mitad de la campaña PSG cosechó varios triunfos y empates sufridos gracias al genio de Kylian Mbappé. Incluso ganando, puso en evidencia falencias que Real Madrid supo explotar en los cuartos de final de la Champions League.

Las veces que a PSG le salieron rivales serios en la liga --Mónaco en el 2017 y Lille el año pasado--, no ganó el campeonato francés a pesar de la cantidad de jugadores caros y de sus dueños cataríes llenos de dinero.

Si el título no se define en Angers, se anticipa otra recepción hostil de su afición el sábado cuando PSG reciba al Lens.

PSG echará de menos a varios jugadores ante Angers, que marcha 14to y debe sumar puntos para alejar el fantasma del descenso. Lionel Messi tiene el tendón de Aquiles de su pierna izquierda hinchado, el volante Marco Verratti siente molestias en la rodilla izquierda y Neymar está suspendido.

Mbappé, por su parte, tratará de afianzarse al tope de la tabla de cañoneros, que lidera con 21 tantos, contra 19 de Ben Yedder (Mónaco) y Martin Terrier (Rennes).

Rennes, tercero y que libra una batalla con Marsella por el segundo puesto, el último clasificatorio para la Liga de Campeones, tiene un partido difícil contra Estrasburgo, que marcha quinto.

Niza está cuarto, a dos puntos de Rennes y uno por delante de Estrasburgo y Mónaco.

La situación podría cambiar el miércoles, en que Mónaco recibe a Niza.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.