Pruebas rápidas de covid ante el palacio de María Teresa en Viena

Viena, 4 feb (EFE).- La zona en torno al histórico Palacio de Schönbrunn acoge desde hoy el sexto centro de test rápido de covid-19 de Viena, con capacidad para unas 200.000 pruebas rápidas de coronavirus al día.

Las pruebas, que son gratuitas, se pueden realizar de dos formas en Schönbrunn: a pie, en un pabellón anexo al complejo, similar a los centros de test que se instalaron en la ciudad durante los “cribados masivos” de diciembre y enero, o en coche, conduciendo hasta una de las carpas instaladas en el aparcamiento delante del Palacio.

Los test los realizan sanitarios del “Samariter-Bund”, un cuerpo de voluntarios similar a la Cruz Roja, y para acudir es imprescindible registrarse antes por Internet.

Las “calles de test” que Viena comenzó a instalar en diferentes puntos de la ciudad en octubre pasado serán relevantes a partir del lunes próximo cuando diferentes servicios, como las peluquerías, exigirán un test negativo para atender a sus clientes.

Esta medida es una de las condiciones impuestas por el Gobierno austríaco para reabrir partes de la economía y el ocio a partir del lunes, ya que Austria se encuentra actualmente en un confinamiento nacional -el tercero desde que comenzó la pandemia- para reducir la expansión del coronavirus.

A pesar de las restricciones de los últimos meses, el nivel de contagios se mantiene alto, con más de 1.500 casos registrados en las últimas 24 horas, el doble de lo que los expertos recomiendan.

Otro sector que abrirá este lunes será el de los museos, entre ellos, el propio Palacio de Schönbrunn, antes de la pandemia la atracción turística más popular de la ciudad, con más de 4 millones de visitas al año.

Aun así, Klaus Panholzer, director ejecutivo del Palacio, no considera que reabrir el museo y mantener un centro de test de covid al mismo tiempo sea incompatible.

“No esperamos demasiados visitantes, porque las fronteras no están abiertas y nuestros huéspedes suelen ser en un 98 % extranjeros” explicó a Efe.

“Además, el pabellón donde se realizan los test está bastante separado del resto del Palacio, así que no se verá afectado de ninguna manera”, aseguró.

El Palacio de Schönbrunn, durante siglos la residencia de verano de la familia imperial austríaca, fue remodelado extensamente por la emperatriz María Teresa de Austria (1717-1780), y en sus jardines se encuentra el zoo más antiguo del mundo, con más de 250 años de historia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.