Un proyecto europeo diseña una dieta para prevenir el deterioro en mayores con diabetes

Madrid, 16 nov (EFE).- El proyecto europeo FODIAC, liderado por el Laboratorio Ibérico internacional de Nanotecnología (INL), ha diseñado una dieta rica en antioxidantes para prevenir el deterioro cognitivo en personas mayores con diabetes y la probará en ensayos clínicos en residencias españolas antes de fin de año.

Junto con el INL en FODIAC (Food for Diabetes and Cognition) participan empresas y universidades de España, Portugal, Italia, Suecia y Reino Unido con el objetivo de prevenir los efectos adversos de la diabetes a través de una dieta adecuada para "aumentar la calidad de vida de los mayores" que la sufren.

Así lo explica a EFE Lorenzo Pastrana, jefe de la oficina de investigación del hispano-luso INL e investigador principal de FODIAC.

La diabetes es un "problema gravísimo en el primer mundo" y está directamente relacionada con la obesidad, creciente en Europa, "particularmente en España y Portugal", subraya Pastrana.

"Los obesos de hoy serán los diabéticos de mañana", vaticina al detallar que una persona de 50 años con sobrepeso "con seguridad" cuando tenga 60 o 70 años "va a desarrollar una diabetes de tipo 2".

Esa diabetes provoca disfunciones cognitivas a muchos mayores y "se sabe, hay mucho conocimiento científico" que indica que ambas dolencias "pueden mejorarse enormemente con la ingesta de determinados compuestos en la dieta", concretamente de la familia de los antioxidantes.

Según Pastrana, lo que hace FODIAC es transferir ese conocimiento "de la academia a las industrias" para diseñar una dieta rica en antioxidantes.

Entre las empresas que participan en FODIAC hay bodegas, cuyos residuos (los hollejos de las uvas) son fuente de antioxidantes, y productores de frutos del bosque que aportan la materia prima.

Con este sector productivo trabajan universidades y centros tecnológicos para transferir tecnologías de encapsulación que permitan proteger las moléculas, "muy lábiles", y que mantengan así "sus propiedades cuando tengan que actuar en la dieta", comenta Pastrana.

Integran el proyecto por parte de España la empresa DomusVi, que gestiona las residencias de ancianos donde se harán los ensayos clínicos, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la compañía de tecnología de encapsulación Bioinicia y la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados (ANFACO).

Además del INL, con sede en Braga, de Portugal participan la Universidad Católica Portuguesa y empresas alimentarias, mientras que la parte italiana está representada por dos empresas y la Universidad del Sacro Cuore.

La Universidad de Reading (Reino Unido) aporta conocimiento en tecnología alimentaria y de la Universidad de Lund (Suecia) intervienen expertos en nutrición que han diseñado los ensayos clínicos.

Pastrana avanza que estos ensayos "empezarán ahora en diciembre", durarán unos meses y "probablemente" se harán en residencias de ancianos de Galicia "por la proximidad" para transportar las dietas que se han elaborado en el INL.

"El proyecto termina en el primer semestre de 2023, pero la idea es que podamos demostrar que funciona y entraremos en otra fase", concluye Pastrana, que aspira a que los mayores con diabetes puedan incorporar a su alimentación la dieta diseñada en el marco de FODIAC.

(c) Agencia EFE